Rajoy dice que Mas no le habló de Estado propio o independencia ni de elecciones

El presidente pidió al líder de CiU que lleve el pacto fiscal al Congreso, como Ibarretxe

El presidente del Gobierno no tiene ninguna intención de echar leña al fuego de Cataluña. En conversación sin micrófonos con los periodistas en Roma, Mariano Rajoy ha explicado que él apuesta por seguir dialogando para “no llevar a la gente a una situación imposible”. Un día después de su reunión con Artur Mas, que según este último “no fue bien”, Rajoy sostiene que el presidente de la Generalitat no le planteó ni la independencia, ni el Estado propio, ni nada parecido, solo el pacto fiscal. El presidente cree contar, además, con el apoyo del líder de la oposición en este asunto. “Rubalcaba piensa como yo, lo ha dicho públicamente”, asegura.

Rajoy le contestó a Mas, según ha explicado tras intervenir en la reunión de la Internacional Demócrata de Centro, que si quiere el pacto fiscal debería llevar ese proyecto al Congreso de los Diputados como una propuesta. Es algo que en opinión del presidente toca la Constitución y no puede discutirse en una reunión en La Moncloa, sino en sede parlamentaria. Aunque Rajoy, según él, no apeló ante Mas al ejemplo del plan Ibarretxe, ese es el modelo que plantea. Ese plan, ideado por el entonces lehendakari Juan José Ibarretxe, fue rechazado en las Cortes y nunca más se supo de él. Por eso, CiU rechaza esa vía y se decanta más bien por ir a elecciones anticipadas con la propuesta de un Estado propio y después discutirla directamente con Europa ante el rechazo de Rajoy.

Rajoy insiste en su voluntad de diálogo. “Estoy dispuesto a dialogar, el año que viene podemos empezar a hablar del modelo de financiación que irá acompañado de una reforma fiscal, pero no se puede plantear las cosas así como esto o nada”, ha explicado el presidente. “No va a quedar por mí el esfuerzo para llegar a un entendimiento pero todo dentro de la Constitucion, las leyes y teniendo en cuenta los demás también existen”, ha rematado, en referencia a toda los ciudadanos catalanes que no están de acuerdo con la deriva soberanista.

Más información
Rajoy y Monti estrechan su cooperación frente a la crisis
Mas acelera hacia las elecciones
Duran dice que el Rey ha perdido con su carta amigos en Cataluña
Todo sobre el pacto fiscal
La Generalitat: el Parlament puede proclamar el Estado propio
Rubalcaba confirmó a Rajoy su oposición al órdago de Mas

Según Rajoy, Mas tampoco le dijo nada sobre el posible adelanto electoral ni él le pidió por tanto que no lo haga. En el Ejecutivo hay preocupación porque esos comicios se pueden transformar en una especie de plebiscito a favor del Estado propio, pero Rajoy mantiene la tranquilidad e insiste en la necesidad de diálogo para resolver el problema. “Lo peor es la inestabilidad. Yo voy a insistir, porque es mi obligación y es la verdad, en que hay que hablar no se puede poner a la gente en una situación imposible de lo tomas o lo dejas”, remató.

Rajoy también recordó que el Estado está ayudando a Cataluña, que tiene problemas, e incluso señaló que se permitirá a las comunidades usar el dinero del fondo de rescate, el FLA, para pagar a proveedores, algo en principio no previsto.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS