Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Garzón: “Iosu Uribetxeberria iba a dejar morir a Ortega Lara”

El exjuez de la Audiencia Nacional recuerda los momentos previos a la liberación del funcionario de prisiones junto al etarra que lo tenía encerrado bajo tierra

Iosu Uribetxeberria Bolinaga y sus compañeros “iban a dejar morir” al funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara. Así lo recogió la sentencia que condenó a los secuestradores y lo explicó este viernes por teléfono el juez Baltasar Garzón, quien asistió a la liberación del funcionario el 1 de julio de 1997. Uribetxeberria fue llamado para la inspección de la nave porque era el titular de la empresa de Mondragón en la que ETA ocultaba a Ortega Lara. Garzón relata que ya en el interior le preguntó:

—¿Hay alguien dentro?

—No, solo el perro.

La respuesta de Uribetxeberria, que ya estaba detenido, suponía que, si la Guardia Civil no llega a descubrir la existencia del zulo, Ortega Lara habría quedado allí, condenado a morir. Luego, tras descubrir el reborde de la maquinaria que ocultaba el zulo, Garzón se dirigió de nuevo a Uribetxeberria:

—¿No dijo que no había nadie?

—Eso dije, pero está ese [en referencia a Ortega Lara].

El etarra explicó que para la apertura del mecanismo hidráulico había que pulsar dos interruptores. Así se hizo. Pero, como se había intentado levantar previamente con una grúa, el ingenio se atascó cuando solo se había abierto medio metro y permitía una salida muy angosta. Ortega Lara dijo a Garzón que pensó que “le iban a dar el paseíllo” (asesinar).

Uribetxeberria está condenado, además, por el secuestro del ingeniero Julio Iglesias Zamora, y por los asesinatos del guardia civil Mario Leal Vaquero, en Arrasate-Mondragón (Gipuzkoa) el 6 de diciembre de 1985, cuando estaba de paisano dentro de su coche; y de los también guardias Antonio López Martínez Colmenero y Pedro Galnares Barrena. Este último atentado fue cometido el 14 de julio de 1987 en Oñate al estallar una bomba de 20 kilos de goma-2 y 10 de metralla al paso de una patrulla de la Guardia Civil.