la crónica

La oposición pide a Rajoy que reconozca que España está intervenida

El presidente recibirá reproches por tomar medidas que previamente había negado

Alfredo Pérez Rubalcaba, en rueda de prensa el pasado lunes.
Alfredo Pérez Rubalcaba, en rueda de prensa el pasado lunes.ISMAEL HERRERO (EFE)

La oposición parlamentaria no se resigna a no celebrar el debate del estado de la nación y va a tratar de suplirlo con la comparecencia obligada del presidente, Mariano Rajoy, para dar cuenta de la última cumbre europea. El presidente lo sabe y acude dispuesto a ampliar el foco de su comparecencia aunque las condiciones del rescate al sistema financiero español serán tema esencial al conocerse a última hora de ayer las drásticas medidas de control que ha impuesto el Eurogrupo. Ante el memorándum con las condiciones, parte de los grupos de la oposición no han dudado en proclamar que España está intervenida.

Las condiciones del rescate financiero y las nuevas medidas que el Gobierno adoptará de inmediato, con más ajustes para conseguir más ahorro ante la liviandad de los ingresos, llenarán la intensa jornada de debate que se celebrará a lo largo del miércoles en el Congreso. Los grupos aguardan expectantes las medidas que el presidente anuncie hoy mismo, además de las explicaciones sobre los acuerdos del Eurogrupo y las condiciones del rescate financiero, que tendrán su colofón en las decisiones que el propio ejecutivo acuerde el viernes en el Consejo de Ministros. El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, tratará de encontrar el equilibrio entre una actitud responsable y la necesidad de reprochar al Gobierno sus cambios de criterio al adoptar medidas que en algún momento negó que iba a tomar. Este reproche lo recibirá Mariano Rajoy de todos los portavoces parlamentarios.

“El presidente tiene que decir la verdad, tiene que hablar con claridad”, ha señalado Soraya Rodríguez, portavoz parlamentaria del PSOE ante el esperado debate de hoy. Esa verdad, a juicio del PSOE, incluye el reconocimiento de que Bruselas ejercerá una fuerte vigilancia sobre España y no solo sobre el sistema financiero. “Los hombres de negro de los que habló el ministro Cristóbal Montoro no es que vayan a venir; es que se van a quedar porque tienen que hacer un seguimiento trimestral”, remacha la portavoz socialista. Necesariamente Rubalcaba se congratulará de que en la cumbre europea de últimos del mes de junio se apostara por políticas de crecimiento con un fondo de ayudas para los países que lo necesiten como es el caso de España. Esta propuesta la airea Rubalcaba desde hace casi un año.

No habrá contemplaciones, sin embargo, por parte de Rubalcaba con los ajustes que va a llevar a cabo el Gobierno, como la subida del IVA, nuevas bajadas de sueldo de los funcionarios, al quitarles previsiblemente la próxima paga de Navidad y una cascada de nuevos ajustes, como la rebaja del 15% en las ayudas a las cuidadoras, dentro de la Ley de Dependencia. La adopción de más recortes en tanto que se ha aprobado una amnistía fiscal será asunto que Rubalcaba y el resto de los portavoces agitarán como elemento de reprobación al Gobierno. “Es bochornoso que el ministro Montoro hable del fraude del IVA como si fuera un tertuliano, en tanto que aprueba una amnistía fiscal”, se queja Joan Coscubiela de ICV. El ministro justificó ahora la subida de ese impuesto porque no todos los que debieran pagarlo lo hacen, en referencia a los trabajadores que hacen obras de pequeña envergadura, normalmente en domicilios particulares, o a profesionales liberales. Para la oposición ese tipo de fraude no puede ser comparado con los que han ocultado sus bienes a Hacienda y ahora se les abre la posibilidad de que se acojan a una amnistía fiscal. De ahí, el enfado que han mostrado los portavoces parlamentarios y que trasladarán al presidente del Gobierno.

Lo hará Cayo Lara de IU y Joan Coscubiela de ICV; Josu Erkoreka del PNV; Rosa Díez de UPyD; Alfred Bosch de ERC y Francisco Jorquera del BNG. No irán a la zaga de la crítica el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, y Ana Oramas, de Coalición Canaria / Nueva Canaria.

Pero cada cual con sus matices. Desde Izquierda Plural se rescatará la propuesta de “referéndum” para preguntar a los ciudadanos si aceptan las propuestas del Gobierno ya que no estaban incluidas en el programa electoral del PP. “Estamos intervenidos pero nadie nos quiere rescatar”, señala Rosa Díez sobre el sistema financiero, aunque no dará por buenas las medidas que el Gobierno toma para reducir el déficit, que suponen un duro varapalo a las políticas sociales.

Al menos el presidente del Gobierno esperaría de la oposición una felicitación por haber conseguido un año de moratoria para cumplir los objetivos de déficit. No le criticarán por supuesto, pero tampoco le aplaudirán. La mayoría estima que un año es poco. Se necesita uno o dos años más para que el ajuste no asfixie a la sociedad española, le dirán.

Sobre la firma

ANABEL DÍEZ | CORRESPONSAL POLÍTICA

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS