Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La defensa de Camps intenta sembrar dudas sobre la credibilidad de la policía

Los agentes de la Unidad de Delincuencia Económica ratifican que la trama funcionaba con regalos

Esgrimiendo la conspiración que no se atreve a mencionar, el abogado del expresidente de la Generalitat, Francisco Camps, ha tratado esta tarde de sembrar toda una serie de dudas sobre el trabajo policial en el llamado caso Gürtel.

El letrado ha preguntado a los agentes de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales de quién depende, por orden de quién hicieron los informes e, incluso, si sabe si la mujer del sastre José Tomás es policía. El letrado ha intentado además, de manera infructuosa, que los policías hablaran de unas intervenciones telefónicas que han sido anuladas y, al ser advertido por el magistrado, ha insinuado que no había acabado de formular la pregunta.

Los agentes, que han respondido a las preguntas de las defensas de Camps y del ex secretario general del PP valenciano, Ricardo Costa, han explicado un informe en el que se basó el juez Baltasar Garzón, que comenzó la instrucción de la causa, en su auto de inhibición al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana. En el informe expusieron la operativa de la trama Gürtel y hoy han ratificado que esta forma de actuar se extendió a la Comunidad Valenciana. Los policías expusieron entonces que la red pagó todo tipo de dádivas para obtener el favor de los políticos.

MÁS INFORMACIÓN

El presidente del tribunal del jurado, Juan Climent, ha tenido que volver a llamar la atención de Camps en varias ocasiones. Una de ellas para pedirle que dejara de utilizar su teléfono móvil, algo que está prohibido en la sala de vistas.

Más información