Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La abstención sube un 3%

Los votos nulos y en blanco también se incrementan respecto de las elecciones de 2008

Ampliar foto
Urna. EFE

En estos comicios la participación ha sido menor que en las elecciones de 2008. Pero no todas las cifras han ido a la baja. El número de abstenciones se ha incrementado un 3%, pasando del 26,5% al 29,14%. Durante la campaña electoral el candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, sostuvo ante los suyos que el rival a batir no era el PP sino la abstención. El mensaje no parece haber calado entre los electores.

También ha subido, aunque bastante menos, el voto nulo y el voto en blanco, los considerados votos protesta. Si hace cuatro años un 0,64% de las papeletas se invalidaron, en estas elecciones el porcentaje se ha elevado hasta el 1,25%. El voto en blanco también ha subido en un 0,3%. En 2004 se se contabilizó un 1,11% de escaños en blanco, esta noche se han computado 1,41%.

En los últimos días, no solo el PSOE ha alertado sobre el peligro de la abstención. Muchas otras formaciones, la mayoría minoritarias, también han clamado contra ella y contra el voto en blanco, conscientes de que el voto protesta que hay detrás de la opción de la papeleta vacía o nula les perjudica sobre todo a ellos.

A la espera de análisis sobre el efecto del Movimiento 15-M en estas subidas, el hecho es que los votos en blanco y nulos van a la papelera, con la diferencia que mientras que los segundos no se computan los primeros sí se consideran "válidos". Forman parte, por tanto, de los votos emitidos que son los que se toman en cuenta para la adjudicación de escaños. Si crece el voto en blanco, crece la dificultad para obtener un escaño, lo que perjudica a los partidos minoritarios.