Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alcaldes del PP se postulan para formar parte de las listas del Senado en Andalucía

El alcalde de Málaga dice que tiene la “obligación moral” de ir en la candidatura

Alcaldes y diputados del PP, con Javier Arenas al frente, ante la puerta del salón de plenos del Parlamento. Ampliar foto
Alcaldes y diputados del PP, con Javier Arenas al frente, ante la puerta del salón de plenos del Parlamento.

El Parlamento andaluz tramita en estos momentos la reforma de la Ley Electoral para que sea incompatible ser alcalde y diputado autonómico. El PP se ha opuesto con todas sus energías, aunque sin éxito, a este precepto, pues 19 de sus parlamentarios son regidores. A partir de las elecciones de marzo, tendrán que elegir entre un puesto u otro. Javier Arenas ha dicho en varias ocasiones que no contempla un intercambio de cámaras para sortear la prohibición. Esto es: que los alcaldes se presenten al Congreso, salvo en el caso de Teófila Martínez (regidora de Cádiz) o Ricardo Tarno (regidor de la localidad sevillana de Mairena del Aljarafe).

Aunque no sea por decisión estratégica, habrá regidores en la Cámara alta

También ha dicho lo mismo respecto al Senado, cuyos números uno aún no se conocen, al igual que las candidaturas completas del Congreso (solo se han revelado los cabezas de lista). El miércoles pasado, por ejemplo, negó tener diseñado una “estrategia general” de trasvase, después de conocerse que el alcalde de Jaén, José Enrique Fernández de Moya, sería el cartel del Senado en esta provincia, una “excepción”, según Arenas. Sin embargo, en los círculos de algunos regidores empieza a escucharse con fuerza su nominación para ser miembros de esta cámara. Son los casos de los alcaldes de Málaga, Francisco de la Torre, y Huelva, Pedro Rodríguez. También se contempla que vayan en las listas María José García Pelayo (Jerez), Ángeles Muñoz (Marbella), y José Ignacio Landaluce (Algeciras).

Si se confirma la inclusión de todos en las listas del Senado, serían ya seis, pese a que no se trata de una “regla general”, en palabras de Arenas. Según un dirigente del PP andaluz, el baile de nombres responde más a la intención de los propios interesados y sus entornos que a una directriz que emane de la cúpula. No se sabrá hasta el último momento. El funcionamiento absolutamente presidencialista de este partido hace que nadie tenga nada seguro.

En el caso del alcalde de Málaga, él mismo ha reconocido que ha pedido a Arenas ir al Senado y que lo hace porque siente que tiene “una obligación moral” porque el Senado debe abordar la descentralización de competencias a los municipios. Con apelaciones de esa índole y dado que De la Torre se vio algo desairado cuando después de expresar su ilusión por ser presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) fue relegado, no parece que el partido le vaya a impedir ahora cumplir su deseo.

 Los alcaldes de Marbella, Jerez y Algeciras podrían ser senadores

El presidente provincial del PP de Málaga, Elías Bendodo, prácticamente lo dio ayer por hecho cuando afirmó que De la Torre se ha ganado ser “una excepción” y ser senador y alcalde al mismo tiempo. “Tiene todos los méritos, todos los títulos y toda la experiencia para asumir esa función y compatibilizarla con la alcaldía”. La doble función de los alcaldes del PP está dando mucho de sí. El PSOE ha hecho bandera de la exclusividad de los cargos no solo en Andalucía, también el candidato a la presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien pidió a los suyos que dejaran fuera a los alcaldes de las listas. También ha dicho en varias ocasiones que, en tiempos de crisis, lo honesto es que se siga la premisa de “un cargo, un sueldo”. Los populares andaluces hablan de atropello revanchista por el éxito en las elecciones locales, al tiempo que han desplegado una campaña victimista por la “expulsión” de sus regidores.

Javier Arenas dijo incluso que no descarta presentar a los alcaldes de las capitales al Parlamento andaluz, aunque luego tuvieran que renunciar, ya que la incompatibilidad afecta únicamente al ejercicio, es decir, pueden ser candidatos, si bien cuando se constituya la Cámara deberán optar.

Aseguró igualmente que tenía expectativas en futuras acciones judiciales para tumbar la prohibición y que anunciaría en poco tiempo las medidas legales que iba a emprender. Su propósito era que la resolución de los recursos llegara antes de que se cierren las listas de los comicios autonómicos. Eso fue el 15 de septiembre. Han pasado 25 días, y el informe jurídico es inédito.