Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez pregunta al dueño del Faisán por tres millones que tiene en Liechtenstein

El juez Ruz interroga al receptor del chivatazo sobre el origen del dinero

Elosua asegura que el dinero es de su familia y que no procede de la extorsión de ETA

El juez Pablo Ruz ha interrodo al dueño del bar Faisán y receptor del supuesto chivatazo a ETA, Joseba Elosua, por el origen de los tres millones de euros que guarda en el paraíso fiscal de Liechtenstein a su nombre y al de su familia, a través de la fundación Koipa. El magistrado de la Audiencia Nacional quiere saber si esos fondos proceden de la extorsión de la banda terrorista o, como sostiene Elosua, son de procedencia privada. En el caso Faisán están procesados tres cargos policiales de la época en que Alfredo Pérez Rubalcaba era ministro del Interior.

El interrogatorio se llevó a cabo después de que la policía entregara un informe al juez en el que analiza el origen de los fondos. Fuentes policiales sostienen que dicho dinero viene de las comisiones que Elosua habría cobrado por mediar entre los empresarios extorsionados y la banda. Estas fuentes sostienen que la banda estaba al corriente de estas comisiones y que el dueño del Faisán solía conseguir “rebajas” entre la suma inicialmente exigida por ETA y la que al final pagaba el empresario.

La fundación Koipa, en la que figuran como beneficiarios Elosua y su mujer, ya fue rastreada en 2006. Robert Wallner, fiscal jefe de Liechtenstein, informó a España el 3 de agosto de ese año de que había iniciado una investigación judicial contra Elosua al detectar que “a través de la cuenta de dicha fundación se realizaron pagos sospechosos”.