“Legalizada o ilegalizada, no puede ser un actor político”

El escrito de la Abogacía del Estado analiza frase a frase el comunicado de ETA del 13 de julio

El escrito de la Abogacía del Estado analiza frase a frase el comunicado de ETA del 13 de julio y concluye que la izquierda abertzale sigue actuando en colaboración con la banda.

» Liderazgo de ETA. En aquel comunicado, los terroristas presumían de que se hubiera “iniciado el camino” para acabar con “la marginación y el secuestro de la representación institucional” de la izquierda abertzale. Relacionaban la “reflexión profunda” emprendida por el entorno de Batasuna con “las iniciativas que ha liderado ETA”. Y se felicitaban de que, pese a que “la opción de Sortu” fuera ilegalizada, se vislumbrara “una situación nueva”, atendiendo al “juramento que la coalición Bildu ha hecho de promover la participación de los ciudadanos”.

» El que calla, consiente. La nota terminaba con un “Jo ta ke independentzia lortu arte” (“Sin cejar hasta conseguir la independencia”). “Por experiencia sabemos qué significan para ETA las palabras sin cejar”, dice la Abogacía. Ni Sortu ni “sus promotores” replicaron a la banda. Y para el abogado del Estado eso significa que “consiente” con su contenido, según la jurisprudencia sobre ilegalización de partidos. En la izquierda abertzale puede haber “visiones contrapuestas, discrepancias y hasta banderías”, pero eso “no desmiente la concordancia en las manifestaciones públicas” con la estrategia de ETA.

» “Petición de disolución”. El desmarque de ETA que se espera de la izquierda abertzale debe ser “especialmente contundente” ahora. “Mientras ETA exista” y la izquierda abertzale no rompa con ella, “no podrá ser un actor político normal, equiparable a otros partidos”, dice la Abogacía. Y añade: “Permítase la insistencia: mientras ETA no desaparezca definitivamente, la Izquierda Abertzale, ilegalizada o legalizada, no puede pretender colocarse en el plano de normalidad política de los demás partidos si no se desvincula de ETA sin ofrecer ningún atisbo de duda, mediante un rechazo expreso de la violencia etarra y una petición de disolución de la banda”. Bildu, que es legal, se ha negado reiteradamente a pedir la disolución de ETA.

» “Primorosos estatutos”. Los “primorosos estatutos” de Sortu, en los que rechaza la violencia, “no pasan de ser una ficción” forjada para burlar la ley. “El nuevo partido representa el último intento —más refinado jurídicamente y mejor preparado mediática y políticamente— de continuar la obra de los partidos disueltos en concierto con ETA”, culmina el escrito.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS