Los micrófonos abiertos, eternos enemigos de los políticos

Las líneas abiertas provocan las escuchas más divertidas de los líderes políticos

Mariano Rajoy en una foto de archivo.
Mariano Rajoy en una foto de archivo.EFE

A los micrófonos no se les escapa una. Da igual que sea en rueda de prensa, conferencia, en una sesión del parlamento, en un comité de partido o al final de una entrevista entrevista concedida a  una televisión en plena campaña electoral. Los micrófonos abiertos, como el que ha captado hoy la conversación entre Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón sobre la financiación autonómica y municipal, son el peor enemigo de los políticos. Este es un repaso a los mayores deslices:

Esperanza Aguirre y “las barbaridades”. El 1 de junio de 2010 la presidenta de la Comunidad de Madrid le relataba a Rajoy sus reflexiones sobre la política económica del Gobierno y le aseguraba: "Esta mañana he dicho barbaridades".

La presidenta y el “hijoputa”. El 28 de junio de 2010 Esperanza Aguirre hablaba con su vicepresidente, Ignacio González, sobre Caja Madrid y le decía estas palabras sobre un colaborador de Alberto Ruiz-Gallardón: "Hemos tenido suerte de darle un puesto a IU y quitárselo al hijoputa".

Tensión en campaña electoral. El PP utilizó en la última campaña electoral de las elecciones generales de 2008 una frase que Zapatero le dijo a Iñaki Gabilondo sobre los sondeos, tras una entrevista en Cuatro: "Nos conviene que haya tensión".

Más información
Vote lo que digo, no lo que pienso

Desfile, Rajoy y un “plan apasionante”. El líder de la oposición y del Partido Popular dejó en evidencia su opinión sobre la Fiesta Nacional en 2008, tan solo un día antes: "Mañana tengo el coñazo del desfile; en fin, un plan apasionante"

Bono y el gilipollas. En enero de 2004, José Bono, aún presidente de Castilla-La Mancha, fue sorprendido en un Comité Federal del PSOE, dando a Almunia su opinión sobre el entonces primer ministro británico: "Nuestro colega Blair es un gilipollas integral".

Zapatero y las dos tardes. El 24 de septiembre de 2003, el entonces líder de la oposición es corregido por Jordi Sevilla por haber confundido dos términos económicos y se oye cómo éste le dice: "Se te nota todavía inseguro... lo que tú necesitas saber para esto... son dos tardes".

Rajoy y el "tonto del culo". El 11 de mayo de 2002, a Rajoy, entonces vicepresidente, se le escuchó decir en una rueda de prensa en La Moncloa sobre un periodista: "Este tío es tonto del culo".

Aznar y “el coñazo”. El 22 de marzo de 2002, José María Aznar, entonces presidente del Gobierno, intervino ante el Parlamento Europeo y al acabar se le oyó decir: "Vaya coñazo que he soltao".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS