El PSOE acusa al PP de practicar "el gamberrismo político"

Marcelino Iglesias achaca al partido de Rajoy "una deslealtad sin límites"

El número tres del PSOE, Marcelino Iglesias, ha acusado hoy al PP de practicar una "deslealtad sin límites" que roza el "gamberrismo político" al poner en cuestión, incluso sin datos (como en el caso de Castilla-La Mancha), la situación económica de algunas comunidades. En línea con lo manifestado por Alfredo Pérez Rubalcaba, el secretario de Organización socialista cree que el PP se ha embarcado en una estrategia para justificar los recortes que se propone realizar, posiblemente después de las elecciones generales.

En la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal de hoy, presidida por José Luis Rodríguez Zapatero, muchas fueron las intervenciones de indignación con esta actitud de los populares. Para la mayoría de los intervinientes, el partido de Rajoy no solo trata de justificar los recortes que puedan hacer, sino también de mantener la estrategia de desgaste permanente al Gobierno.

El presidente del Gobierno dijo a los suyos durante la reunión que las acusaciones sin pruebas son del todo rechazables, sobre todo teniendo en cuenta que los organismos de control del Estado, empezando por la Intervención General, son de una altísima competencia, aseguran que dijo Zapatero.

Por su parte, Marcelino Iglesias, en nombre de la ejecutiva socialista, exigió al PP que "no reste credibilidad a las cuentas españolas porque los acreedores y los mercados están vigilando". En esta línea, las fuentes informantes señalan que Zapatero aseguró en la ejecutiva que la línea de austeridad de todas las administraciones va a continuar para terminar el año con un 6% de déficit y el próximo año en un 3%, que es el compromiso.

Según ha explicado Iglesias, este tipo de declaraciones suponen "una gravísima irresponsabilidad", teniendo en cuenta que ese partido dirige las comunidades y los ayuntamientos más endeudados de España y que, además, no se le ha entregado todavía ningún documento oficial sobre la situación de las cuentas públicas en la Junta de Castilla-La Mancha. Es "una imprudencia importante", ha dicho, confundir papeles particulares con documentación política.

Como colofón, Iglesias pidió a Mariano Rajoy que "por patriotismo deje de poner en duda las cuentas públicas españolas". El secretario de Organización insistió en que la "voluntad de todos los socialistas que dejan ahora el poder es hacer un traspaso ejemplar".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

"Es bueno para todos que nuestras cuentas públicas no estén en duda de nadie", ha avisado Iglesias, quien posteriormente ha hecho hincapié en que el PP "hace un flaco favor" al cuestionar unas cifras de las que no duda ni la Unión Europea.

Rajoy, a su juicio, "juega a policía bueno" mientras el resto de dirigentes del PP juegan a "policía malo", pese a que eso supone una "profunda deslealtad institucional" que raya el "gamberrismo político" justo cuando ese partido, además, "acaba de ganar las elecciones y debería dar muestras de más responsabilidad".

Sobre la firma

Anabel Díez

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS