Columna
i

El caldo de cultivo

La demonización del otro, esta vez Biden, sigue marcando la política de Trump

Seguidores de Donald Trump, en Wilmington, Carolina del Norte.
Seguidores de Donald Trump, en Wilmington, Carolina del Norte.Evan Vucci / AP

El presidente Donald Trump lleva tiempo provocando un enorme embrollo en los asuntos de su país y en los del mundo entero. Ha erosionado el funcionamiento de las instituciones de Estados Unidos, se ha servido de la mentira como instrumento para confundir a los ciudadanos, ha dinamitado muchos de los organismos multilaterales, cultiva amistades peligrosas y promociona a una camarilla obediente que se pliega a sus designios, en sus manos la prepotencia y la arbitrariedad se han vuelto herramientas habituales con las que trata a sus rivales, es machista y vulgar. Ahora ha dado un paso más y, ante...

Lo más visto en...

Top 50