Columna
i

Con Bolsonaro, Brasil llega al pasado

En los proyectos de poder de los extremistas de hoy se elimina la idea de futuro

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, camina frente al Palacio Alvorada este lubes en Brasilia, Brasil.
El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, camina frente al Palacio Alvorada este lubes en Brasilia, Brasil.SERGIO LIMA / AFP

Los brasileños solían crecer con la idea de que “el gigante sudamericano” algún día sería el país del futuro. En la primera década de este siglo, llegaron a creer que el futuro finalmente había llegado, aunque lo financiara una práctica tan arcaica como la exportación, esta vez a China, de materias primas arrancadas de la naturaleza. En un año y medio de gobierno, Jair Bolsonaro destruye el país construyendo un presente hecho de diferentes partes de su peor pasado. En este sentido, el bolsonarismo es un fenómeno totalmente nuevo....

Lo más visto en...

Top 50