Opinión

Lo que no verá el Príncipe

Al Príncipe no le enseñarán ese sótano, ni las otras criptas de la sanidad valenciana, como muchos servicios infradotados del propio hospital General y de tantos otros centros, o el agujero de 58 millones de euros que la Generalitat le debe al IVO