_
_
_
_
_

Xóchitl Gálvez: “Estoy pensando si debo ir por la candidatura presidencial”

La senadora del PAN habla del pleito con el presidente y se dice lista para abandonar su cargo e iniciar su campaña rumbo a 2024: “Sé que la candidatura hoy está perdida, en los números, pero yo nunca he empezado ganando”

La senadora del Partido Acción Nacional Xóchitl Gálvez durante entrevista en su oficina del Senado de la República, en Ciudad de México, el 12 de junio de 2023.
La senadora del Partido Acción Nacional Xóchitl Gálvez durante entrevista en su oficina del Senado de la República, en Ciudad de México, el 12 de junio de 2023.Aggi Garduño

En los últimos seis meses, Xóchitl Gálvez se ha encadenado en el Senado, se ha disfrazado de dinosaurio y ha empezado un pleito en los tribunales con Andrés Manuel López Obrador. Histriónica, provocadora y sin pelos en la lengua, apenas este lunes volvió a retar al presidente. Se montó en su bicicleta a primera hora y se plantó en el Palacio Nacional para exigir ―en el territorio más preciado de su adversario político― su derecho de réplica por unas declaraciones que hizo a finales del año pasado. Gálvez criticó los programas sociales del Gobierno y el mandatario aseguró que ella quería desaparecerlos. La senadora obtuvo un amparo de un juez para dar su versión, pero López Obrador se negó a recibirla y en su conferencia matutina calificó el último performance de la senadora como un ardid para lograr “publicidad”.

Cinco horas después, Gálvez esboza una sonrisa pícara, reconoce que es “muy terca” y “muy cabrona”, y asegura que el desaire no la va a detener. No entró, pero de alguna forma obtuvo lo que quería. Antes de la hora de la comida ya le habían pedido 10 entrevistas y amasó miles de seguidores en sus redes sociales. “El presidente está encerrado en su palacio y no está dispuesto a escuchar a nadie”, dice sentada en su despacho, “había que ponerle un hasta aquí”. La senadora del Partido Acción Nacional (PAN) tampoco tiene empacho para levantar la mano en 2024 ni para reconocer que la oposición aún no ha logrado conectar con la mayoría de los mexicanos. Dice que encabeza las encuestas para el Gobierno de Ciudad de México, pero confiesa que esta semana empezó a pensar en la presidencia. “Sé que la candidatura hoy está perdida, en los números, pero yo nunca he empezado una candidatura ganando”, afirma. “Estoy pensando dónde sirvo más, dónde soy más útil”, agrega en entrevista. Esta es una versión editada de sus respuestas.

Pregunta. Hoy se quedó a las puertas del Palacio Nacional, ¿qué sensación le quedó?

Respuesta. El presidente nunca se ha sentado con la oposición. Soy senadora y nunca hemos tenido un diálogo. Tomó la decisión de gobernar sólo para un sector, para los que piensan como él. Yo he sido una impulsora de las energías limpias. Estoy convencida que le puedo dar algunas ideas innovadoras al presidente de cómo entrar a la transición energética. Pero simplemente él no me escuchó. Soy la presidenta de la Comisión de Asuntos Indígenas. En lugar de mandar la reforma constitucional en derechos indígenas, simplemente no lo ha hecho. Le ha reducido el presupuesto al Instituto Nacional de Pueblos Indígenas. Entonces, si el presidente no escucha a la oposición, mucho menos va a escuchar a una ciudadana que se paró con un amparo. Un juez me otorgó ese amparo para que ejerciera mi derecho de réplica porque el presidente puso palabras en mi boca que yo nunca dije, como está acostumbrado a hacer. Y yo no estoy dispuesta a aceptarlo. Entonces, me quedo con una sensación de tristeza.

P. El expresidente Vicente Fox se ofreció a acompañarla. ¿Por qué era importante para usted ir sola?

R. Porque no es un tema político. Yo no quiero que el presidente empiece a hablar de Fox o de Marko Cortés. Es una forma de desviar la atención. Es un tema legal y como tal, lo único que tenía que hacer era llevar el amparo y ya. Él dice que estoy en campaña, pero el que está en campaña es él. Solo piensa en eso y en sus corcholatas, en usar la presidencia para poner a su sucesor. Por eso, me quiere meter ahí. Pero yo estoy como favorita en las encuestas para encabezar Ciudad de México sin él. No lo necesito ni necesito una pizca de su popularidad.

Soy una mujer que toda su vida ha salido adelante por sí sola. Yo no he llegado a ningún cargo político porque un hombre me acompañe, como es el caso de Claudia [Sheinbaum], que ha crecido a su sombra. Yo llegué al Gabinete de Fox por los cazadores de talento. Yo llegué a jefa delegacional porque era un personaje bien visto en la Miguel Hidalgo y gané sin los recursos que ellos tienen para ganar. He llegado aquí por mérito propio. De hecho, dicen que no voy a ser la candidata porque no obedezco y no me disciplino. Yo siempre haré lo que creo que es correcto, no lo que me manden.

P. ¿No está en campaña?

R. Todavía no. No has visto un espectacular ni una barda mía en la ciudad. Ojalá un día la doctora Claudia nos diga de dónde está saliendo tanto dinero para su campaña o Adán Augusto [López] o Marcelo [Ebrard]. Que digan quién paga las campañas, porque si no, mañana vamos a ver cómo favorecen a ciertos empresarios que los financiaron.

P. ¿Qué se juega entonces en este pleito legal con el presidente?

R. Que el presidente deje de descalificar a los opositores y que no se puedan defender. Ya basta de que el presidente use recursos públicos, el espacio que es Palacio Nacional, para denostar a sus adversarios. Ese amparo es un hasta aquí al presidente.

P. ¿Por qué quiere ser jefa de Gobierno?

R. Porque tengo más de 40 años de vivir en la ciudad. Llegué a vivir a Iztapalapa y conozco sus carencias. Me tocó bañarme con el agua sucia que sale de la llave, vivir la violencia que sufren las mujeres en la calle y las dificultades del transporte público. Posteriormente, me volví empresaria y llegué a vivir al poniente de la ciudad. Conozco las dos realidades de la capital, pero sobre todo tengo un expertise técnico que pocos personajes tienen. También sé lo que es ganarse el dinero y tirarlo pagando conciertos, por muy famosa que sea la artista, no es lo adecuado. Cuando tienes un metro que se incendia un día sí y el otro también, que se inunda un día sí y el otro también, que se cayó por la ineptitud de estos gobiernos que representan el grupo en el poder. Tienen 26 años gobernando la ciudad.

P. ¿Por qué jefa de Gobierno y no otro cargo?

R. La verdad es que ante la poca competencia que hay en la oposición, han surgido voces que me lo han planteado. Puede ser que a lo mejor hay temas que no domino, como la seguridad o las finanzas públicas. Muchos expertos me han ofrecido ayuda. Y es cierto, lo que hay que hacer es buenos equipos. Yo siempre he dicho que ni con rateros, ni con huevones, ni con pendejos. Con gente capaz, honesta y trabajadora, claro que sales adelante. El propio presidente ya me destapó para la presidencia hoy, aunque en realidad el único que me destapa en las mañanas es mi marido, que me jala las cobijas cuando hace frío (risas).

Xóchitl Gálvez en su oficina del Senado de la República.
Xóchitl Gálvez en su oficina del Senado de la República.Aggi Garduño

P. ¿Se ha sentido castigada por no encajar en el molde del panismo tradicional?

R. A ratos, sí. Soy una mujer progresista. Yo realmente no milito porque hay cosas del PAN con las que no estoy de acuerdo. Yo vengo de la izquierda, pero me queda claro que generar riqueza es clave para que un país salga adelante. El presidente actual sólo piensa en redistribuirla, pero no en generarla. Esa riqueza se va a acabar y ese modelo no va a funcionar. Tiene que haber un equilibrio. El PAN sí me quiere mucho, pero mientras no levante la mano para ciertos cargos (risas). No, no me siento excluida.

P. ¿Qué le han dicho sobre cómo se va a definir la candidatura de Va por México en la capital?

R. Nada.

P. ¿No cree que ya se tardaron?

R. Pus sí. Bueno, tampoco en Morena han discutido nada de la Ciudad de México.

P. ¿Por qué ha quedado tan relegada esa discusión?

R. Porque su prisa es sacar la presidencia.

P. Usted dijo que las elecciones de este año fueron una derrota para la oposición. ¿Qué faltó?

R. Emocionar. Emoción es que la gente quiera votar y la gente no quiso salir a votar. Es un resultado engañoso porque tampoco Morena emocionó, pero ellos movieron a su estructura. Para 2024 hay que hacer una gran propuesta de transformación de este país, que sí se puede hacer. Sí hay mucha gente que no le está gustando lo que está viendo en Morena, pero tampoco lo que ve en la oposición. Necesitamos construir esa propuesta y que no se divida el equipo.

P. ¿Hay margen para que Movimiento Ciudadano se sume al frente opositor?

R. Creo que todos los partidos y todos los actores políticos tenemos que dejar de lado nuestros intereses personales. A mí me ha llegado una embestida esta semana de decir y reflexionar si debo o no debo de ir por la candidatura presidencial. Estoy pensando dónde sirvo más, dónde ayudo más. Sé que la candidatura hoy está perdida, en los números, pero yo nunca he empezado una candidatura ganando.

P. ¿Usted cree que el PRI y el PRD son buenos aliados?

R. Todos los que no estamos contentos con lo que está pasando en el país tenemos que aliarnos. Yo no estoy contenta con un presidente que pretende instaurar un régimen autoritario. Más allá del populismo, que es algo debatible, para mí el tema de las libertades es lo más peligroso. El tema de la transparencia, la rendición de cuentas, que no esté funcionando el INAI para que él no rinda cuentas me parece extremadamente peligroso. Creo que la llegada del INE sí nos dio certezas en las elecciones. No importa quién gane. Lo importante es que tu voto cuente. Entonces, eso sí me preocupa con este presidente. Me parece que están condenando a México al pasado. Rescato toda su política social de apoyo a los adultos mayores y las becas a los jóvenes. La retomo y la apoyo, pero eso no es suficiente para que el país salga adelante.

P. Desde el punto de vista de la oposición, ¿hay que entrarle al encontronazo o darle la vuelta al presidente?

R. No, no hay que pelearse. Yo no me peleé con él, pero sí le sacó [tuvo miedo] a recibirme y no pasa de ahí el pleito.

P. ¿La mala racha de Va por México afecta a sus aspiraciones en 2024?

R. No. Soy una candidata competitiva y van a necesitar a los mejores.

P. ¿Tiene pensada una fecha para separarse del cargo e iniciar su campaña?

R. Estoy lista para separarme ya.

P. ¿Qué la detiene?

R. Que nos den reglas claras, para que no digan que se adelantó Xóchitl.

P. ¿Hay algún acuerdo con Kenia López, Santiago Taboada u otros aspirantes panistas en Ciudad de México?

R. De este tema, no. Lo único que le dije a Taboada es que tengamos al candidato antes de septiembre.

P. ¿Cuál sería un buen resultado para la oposición en 2024?

R. Ganar la presidencia, la Ciudad, Veracruz, Puebla, Guanajuato, Yucatán… y tener mayoría en el Congreso.

P. ¿Y es posible?

R. Claro. Es más la gente que quiere que esto cambie.

P. ¿Tiene “un plan B” en caso de que no gane la elección?

R. El “plan B” es regresar a mi vida profesional. Estoy muy feliz con la familia, los amigos y la empresa que tengo. No me sentiría frustrada ni nada.

P. ¿Entonces es en 2024 o no es?

R. Así va a ser.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Elías Camhaji
Es reportero en México de EL PAÍS. Se especializa en reportajes en profundidad sobre temas sociales, política internacional y periodismo de investigación. Es licenciado en Ciencia Política y Relaciones Internacionales por el Instituto Tecnológico Autónomo de México y es máster por la Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_