_
_
_
_

Un hombre con falsos explosivos, detenido en el consulado de Irán en París

El acusado ya había incendiado neumáticos en septiembre ante la sede diplomática en protesta contra el régimen iraní

Un hombre con falsos explosivos, detenido en el consulado de Irán en París
Agentes franceses aseguran el área cerca del consulado de Irán donde un hombre amenazaba con inmolarse, en París, este viernes 19 de abril.Benoit Tessier (REUTERS)
Marc Bassets

La policía francesa ha detenido este viernes a las 14.50 horas a un hombre que amenazó con hacer estallar un falso chaleco con explosivos en el consulado de Irán en París. El intruso quería vengar a su hermano, según fuentes citadas por la cadena BFM-TV. Al ser detenido, resultó que no llevaba ningún explosivo ni dio señales de ser peligroso. No hubo heridos ni violencia en la detención.

No era la primera vez que el hombre, nacido hace 60 años en Irán y de nacionalidad francesa, protagonizaba un suceso parecido en el consulado iraní. En septiembre fue detenido por incendiar neumáticos ante el mismo edificio, y condenado a una pena de ocho meses de prisión en libertad vigilada y la prohibición de llevar armas. Tampoco podía pisar durante dos años el distrito XVI, donde se ubica la sede diplomática.

Al haber recurrido el acusado la condena, esta había quedado en suspenso. Según una fuente de la Fiscalía, el hombre reivindicó el acto de septiembre como una protesta contra el régimen iraní.

La noticia de que un hombre con explosivos había entrado en la sede diplomática iraní sucedió unas horas después de que Israel lanzase un ataque limitado a Irán en respuesta al lanzamiento, el fin de semana pasado, de misiles y drones iraníes contra territorio israelí. Las autoridades francesas establecieron un amplio perímetro de seguridad en torno al consulado, y se cortó el tráfico por metro en la zona.

El consulado se sitúa cerca de plaza de Trocadéro y de la torre Eiffel. Es una de las zonas más turísticas de la capital, a orillas del río Sena y en el punto donde debe terminar el desfile que abrirá los Juegos Olímpicos de París, el 26 de junio.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La organización de los Juegos Olímpicos y en particular de la ceremonia inaugural en el Sena supone para Francia un desafío logístico y de seguridad. La amenaza terrorista planea sobre el desfile, en el que las autoridades prevén el despliegue de 45.000 policías y gendarmes.

En una entrevista esta semana con BFM-TV, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, detalló por primera vez los planes alternativos en caso de un incremento de la amenaza terrorista. Dijo que la ceremonia podría celebrarse en la plaza de Trocadéro o, como es habitual, en el estadio olímpico, que en estos Juegos es el Stade de France en Saint-Denis.

Un incidente como el del viernes muestra que, aunque termine siendo inocuo, cualquier suceso o amenaza tiene la capacidad para movilizar a las fuerzas del orden, disparar la alarma mediática y perturbar la vida de la ciudad. También para esto debe prepararse París este verano.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Marc Bassets
Es corresponsal de EL PAÍS en París y antes lo fue en Washington. Se incorporó a este diario en 2014 después de haber trabajado para 'La Vanguardia' en Bruselas, Berlín, Nueva York y Washington. Es autor del libro 'Otoño americano' (editorial Elba, 2017).
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_