Hospitalizado Bill Clinton en California por una infección

El expresidente de Estados Unidos sufre una infección urinaria y responde bien a los antibióticos

Bill Clinton, en una foto de archivo.
Bill Clinton, en una foto de archivo.ROBYN BECK (AFP)

El expresidente de Estados Unidos Bill Clinton fue ingresado el pasado martes en un hospital de Irvine, California, con una infección urinaria (que podría haber degenerado en sepsis), según informa esta noche la cadena CNN. Clinton, 75 años, fue ingresado en la unidad de cuidados intensivos, fundamentalmente para que tuviera privacidad, y no estuvo conectado a ninguna máquina respiratoria, según los médicos que le trataron en el Irvine Medical Center. La afección del expresidente demócrata (1993-2001) no está relacionada ni con la covid ni con sus anteriores problemas coronarios.

Según el comunicado emitido por el equipo médico, Clinton “fue admitido en la UCI para un seguimiento estrecho y se le administraron antibióticos y líquidos por vía intravenosa”. Clinton permanece en el hospital para “un seguimiento continuo”, según la doctora Lisa Bardack, médico de cabecera personal de Clinton. “Tras dos días de tratamiento, su recuento de glóbulos blancos está disminuyendo y está respondiendo bien a los antibióticos”, dijeron los médicos. “Esperamos que se vaya a casa pronto”, finalizaron. Según el portavoz de Clinton, Ángel Ureña, el expresidente está “mejorando” y “de buen humor”.

En febrero de 2010, el Bill Clinton fue sometido con éxito a una operación quirúrgica para colocarle dos stents en una arteria coronaria, después de que experimentara fuerte dolor en el pecho. En 2004, Clinton fue sometido con éxito a una operación de baipás (puente coronario) cuádruple para desbloquearle las arterias. Tras su segunda operación de corazón, en 2010, el exmandatario se convertía en vegano: no come carne, pescados, huevos ni lácteos. En una entrevista a CNN, Clinton declaraba haber “tenido suerte de no morir de un ataque al corazón”. “Mis análisis de sangre están bien, mis signos vitales están bien, me siento bien y además tengo, lo crean o no, más energía”.

Hasta su primera operación de corazón, el exmandatario no había sufrido nunca problemas cardiacos, ni en los días más crudos de su presidencia, que acabó en enero de 2001 tras dos mandatos. Tras abandonar el cargo, Clinton se trasladó a vivir a su residencia situada en la localidad de Chappaqua (Nueva York).


Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Sobre la firma

Yolanda Monge

Desde 1998, ha contado para EL PAÍS, desde la redacción de Internacional en Madrid o sobre el terreno como enviada especial, algunos de los acontecimientos que fueron primera plana en el mundo, ya fuera la guerra de los Balcanes o la invasión norteamericana de Irak, entre otros. En la actualidad, es corresponsal en Washington.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS