LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Hallado muerto el militar ultraderechista antivacunas que Bélgica llevaba buscando hace un mes

Un alcalde que paseaba en bicicleta detectó el cadáver por el fuerte olor que desprendía. Para la Fiscalía, la principal hipótesis es el suicidio

La policía belga, dirigiéndose a la zona en la que se ha hallado el cuerpo de Conings.
La policía belga, dirigiéndose a la zona en la que se ha hallado el cuerpo de Conings.JOHN THYS / AFP

Tras un mes de infructuosa búsqueda, las autoridades belgas hallaron este domingo el cuerpo del soldado ultraderechista y antivacunas Jürgen Conings, de 46 años, quien había amenazado al virólogo más prestigioso del país. Según la Fiscalía, la principal hipótesis de la muerte es el suicidio con un arma de fuego. El cadáver fue encontrado en los alrededores de la comuna de Dilsen-Stockmen, fronteriza con Países Bajos, por el alcalde de una población cercana mientras paseaba en bicicleta.

Más información

Bélgica puede haber puesto punto final a una búsqueda que había conmocionado al país desde hace un mes. El 17 de mayo, el militar salió de su cuartel fuertemente armado. Entre otras armas, portaba una pistola y un lanzacohetes. Llevaba, además, un chaleco antibalas. Las alarmas sonaron en los servicios de seguridad del país, puesto que Conings figuraba en una lista de 50 militares de ultraderecha que se consideraba que constituían una amenaza terrorista. El Gobierno de coalición fue objeto de duras críticas por no haber controlado mejor a un soldado que representaba una amenaza para el país.

El apodado Rambo belga no regresó a su casa, lo que desató la búsqueda por la policía. Las autoridades del país tuvieron que poner bajo protección y vigilancia al virólogo Marc Van Ranst, con una gran proyección durante la pandemia. Al día siguiente de su desaparición, la policía halló su coche con varias armas en el interior cerca del parque Hoge Kempen, una reserva próxima a la frontera con Países Bajos y Alemania.

Gran impacto

El caso había provocado un gran impacto en Europa por el perfil de ese ultraderechista antivacunas y la demora de la policía en hallarlo. A pesar de que las autoridades decían tenerlo todo bajo control, el soldado no aparecía y se empezó a temer que hubiera cruzado ya la frontera belga. Según la agencia de noticias Belga, este fin de semana el alcalde de la localidad de Maaseik, Johan Tollenaere, advirtió un fuerte olor durante un paseo en bicicleta por el bosque. Al creer que podía tratarse de un cadáver en descomposición, decidió llamar a la policía y darles las coordenadas de su ubicación.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

La Fiscalía belga ha distribuido un breve comunicado en el que señala que todo apunta a que se trata de Cunings, pero advierte de que esos resultados preliminares de la información están sujetos a las pruebas forenses que deben realizarse. De momento, el Ministerio Fiscal ha avisado que no proporcionará más información, y reclamó que se respete a la familia. Esta, sin embargo, ya ha hablado con varios medios de comunicación, a los que ha trasladado que no da crédito a la hipótesis del suicidio.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50