El Partido Comunista Cubano no tendrá a un Castro en su cúpula por primera vez

Si no hay sorpresas, el presidente Miguel Díaz-Canel será el sustituto de Raúl Castro como primer secretario

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, en el VIII Congreso del PCC.
El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, en el VIII Congreso del PCC.ARIEL LEY / AFP

El VIII Congreso del Partido Comunista Cubano (PCC) eligió el domingo al nuevo Comité Central y este a su vez elegirá a su instancia más importante, el Buró Político, hasta ahora compuesto por 17 miembros. El resultado se dará a conocer el lunes. La retirada de Raúl Castro, anunciada por él mismo “para dar ejemplo”, debe ir acompañada por el relevo de la vieja guardia histórica. Si no hay sorpresas, el presidente Miguel Díaz-Canel será el sustituto de Raúl como primer secretario del PCC. En la composición del nuevo Buró Político será clave también la figura del segundo secretario, cargo hasta ahora ocupado por José Ramón Machado Ventura, uno de los históricos de la revolución, habitualmente identificado con las posiciones más ortodoxas.

Más información

Este domingo fueron aprobados varios documentos en los que se reafirma el papel dirigente del Partido Comunista de Cuba, “único, martiano, fidelista, marxista y leninista” como “vanguardia organizada de la nación cubana”. Los delegados aprobaron el informe central presentado por Raúl Castro el viernes, en su despedida política, discurso en el que trazó algunas de las líneas económicas y políticas que regirán los destinos de Cuba en los próximos años. Cambios en el sistema político de partido único, ninguno, pero si habrá transformaciones en lo económico para hacer sostenible el modelo, en el que la planificación centralizada y el papel preponderante de la empresa estatal continuará, pero abriendo cada vez más espacios a una economía mixta, con participación creciente del sector privado. Hasta donde está dispuesto a llegar el Gobierno en la reforma económica y la apertura, es una de las grandes incógnitas que debiera aclarar el Congreso, cuyos resultados definitivos se conocerán el lunes.

El domingo, el Congreso aprobó el denominado Proyecto de Actualización de la Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista, que establece de forma clara la propiedad estatal socialista de los “medios fundamentales de producción”, aunque expresa por escrito la voluntad de “reconocer y diversificar las diferentes formas de propiedad”, incluida la privada y cooperativa. “La actualización del Modelo es un proceso complejo en el que se asumen los retos derivados de las fuertes restricciones impuestas por el bloqueo económico, comercial y financiero del gobierno de los Estados Unidos, la agresividad de los enemigos de la Revolución, la crisis sistémica internacional, los efectos del cambio climático y la pandemia de la covid-19”, dice el documento.

Fueron aprobadas también las nuevas líneas, aunque aún no se han hecho públicas, de la política económica y social, la hoja de ruta que marcará los destinos del país en los próximos años y que debe dar las claves de hasta donde está dispuesto a llegar el Partido Comunista cubano en la reforma y la necesaria apertura.

Otro de los documentos ratificados este domingo por los delegados tiene que ver con el trabajo político-ideológico del partido. Este menciona el “desafío” de las redes sociales, que cada vez cobran mayor protagonismo en la isla y han servido de altavoz del activismo de la disidencia y para que se multipliquen las críticas de la población. El PCC llama a “enfrentar de manera sistemática y previsora la subversión político-ideológica en todos los escenarios y formas; optimizar el empleo de los recursos y las fuerzas y, en particular, fortalecer el activismo revolucionario en las redes sociales digitales”.

El presidente Miguel Díaz-Canel se convertirá hoy en el máximo líder del Partido Comunista, un hecho histórico, pues se unificarán por primera vez en la historia de la revolución los más altos cargos del país en una persona que no lleva el apellido Castro. Y también por primera vez, las Fuerzas Armadas, que cada vez ocupan un papel más importante en la economía, se subordinarán formalmente a un civil. Un civil que ha hecho de la consigna “somos continuidad” su principal lema.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50