El primer día del Brexit arranca con tráfico fluido entre el Reino Unido y la UE

Casi 200 camiones han atravesado en la madrugada el túnel del canal de la Mancha “sin problemas”

Un camión abandona el puerto de Calais tras desembarcar este 1 de enero del primer ferri procedente de Reino Unido tras el Brexit
Un camión abandona el puerto de Calais tras desembarcar este 1 de enero del primer ferri procedente de Reino Unido tras el BrexitLEWIS JOLY (AP)

La entrada en vigor del Brexit con la llegada del nuevo año no ha supuesto, al menos por el momento, un temido bloqueo en las nuevas fronteras. Casi 200 camiones lograron atravesar el Eurotúnel que une el Reino Unido con Francia “sin problema alguno”, según la compañía que lo gestiona, en las primeras horas del 1 de enero. También la alcaldesa de Calais, Natacha Bouchart, ha asegurado que la ciudad que supone el principal paso marítimo de mercancías y personas entre el continente europeo y las islas británicas está “preparada” para esta nueva era, aunque nadie en el lado francés esté precisamente feliz por el divorcio británico.

Bandera de Reino Unido y de Europa. En vídeo, día 1 tras el acuerdo del Brexit.FOTO: AP / VÍDEO: REUTERS

“Pienso que es un fracaso dar marcha atrás tras 47 años de construcción e intercambios, no lo asumimos con un espíritu de fiesta”, ha reconocido Bouchart en declaraciones a la emisora RTL. La regidora ha explicado que presenció la llegada, esta pasada primera noche de Brexit, de los primeros camiones con rumbo a territorio británico y, por tanto, a partir de ahora, sujetos a controles y formalidades aduaneras para cumplir con los estándares de seguridad y sanidad que exija el país de destino, como se acordó en el Brexit. “Asistimos acongojados al paso del primer camión de la era pos-Brexit. Representa muchos años de preparación, de transformaciones”, ha recordado.

Aun así, ha dicho, reina el “alivio” de saber que al menos hay un acuerdo que regulará el primer divorcio de la UE. Unos 7.000 camiones pasan cada día por el puerto de Calais procedentes o rumbo al Reino Unido. A partir de ahora, tendrán que someterse a controles aduaneros y veterinarios. “Estamos listos, el puerto está listo, el túnel está listo, el territorio está preparado”, ha aseverado Bouchart, quien ha manifestado su esperanza, sin embargo, de que los transportistas “tengan el reflejo de tener todos los documentos listos para evitar bloqueos y pérdida de tiempo” en los puntos aduaneros.

“Estamos preparados”, ha celebrado unas horas más tarde también el secretario de Estado para Asuntos Europeos, Clement Beaune, durante una visita al Eurotúnel. Aun así, ha advertido en declaraciones recogidas por la agencia Reuters, Francia vigilará la buena implementación del acuerdo del Brexit. “Este acuerdo comienza hoy. Durará años, probablemente décadas. Lo que pedimos es que cada parte respete sus compromisos”, ha dicho.

En este primer día del año y de la consumación del Brexit, “el tráfico ha sido bastante intenso para una noche excepcional e histórica, pero todo ha transcurrido bien”, ha dicho un portavoz de Getlink, la compañía que gestiona el Eurotúnel, a la Agencia France Presse (AFP). “Todos los camiones habían rellenado bien las formalidades”, ha agregado. Los controles de documentos se hacen en el puesto donde previamente se hacían los de seguridad. Allí se encuentran los llamados agentes Brexit, dedicados únicamente a la tarea de verificar los datos de matriculación y fechas de los documentos que serán transmitidos digitalmente a los servicios aduaneros, informa Efe. Existe también la posibilidad de suscribirse a un servicio virtual denominado “frontera inteligente” que permite presentar los datos antes de iniciar el trayecto, por lo que tan solo es necesario que las cámaras detecten la matrícula para que la información sea transmitida automáticamente a las aduanas.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

El primer camión que partió desde Francia rumbo al Reino Unido justo pasada la medianoche era un vehículo procedente de Rumania que transportaba correo y paquetes. “Estoy muy feliz, es un privilegio para mí”, declaró su conductor, Toma Moise, de 62 años, antes de que la alcaldesa de Calais apretara simbólicamente el botón que autorizaba su paso.

En la mañana comenzaron también a llegar al puerto de Calais los primeros ferris procedentes del Reino Unido, también sin problemas. El primer transbordador fue el Orgullo de Kent, de la empresa P&O Ferries, que dejó 36 camiones en los muelles, de los cuales tres fueron dirigidos a controles adicionales, y los demás autorizados a continuar su viaje, según AFP. El presidente del puerto, Jean-Marc Puissesseau, se había declarado la víspera “sereno” ante la nueva gestión del tráfico marítimo. Al fin y al cabo, dijo, “desde hace tres años hemos hecho todo lo posible para prepararnos” ante el Brexit, que ya es una realidad.

Alrededor del 70% de los intercambios comerciales entre el Reino Unido y la UE pasan por los puertos franceses de Calais y Dunkerque. Se trata, señala AFP, de una media de 60.000 pasajeros y 12.000 camiones diarios.

En el otro lado, en el puerto de Dover, también reinaba la tranquilidad en el comienzo de una nueva era después de que el Reino Unido completase su separación de la Unión Europea. Un camión a cargo del transportista Slavi Ivanov Shumeykov fue el primero en iniciar esta nueva etapa al superar en la localidad de Folkestone, en el sureste de Inglaterra, los controles del Eurotúnel a la hora en que se materializó la ruptura, informó la agencia Efe.

El Gobierno de Boris Johnson ha logrado evitar el temido caos fronterizo que hubiera supuesto un Brexit sin acuerdo, pero deberá hacer frente, en los próximos meses, a las tensiones territoriales internas que ha provocado la salida del Reino Unido de la UE. “Escocia regresará pronto, Europa. Mantén la luz encendida”, ha escrito en su cuenta de Twitter la ministra principal del territorio autónomo, Nicola Sturgeon. “Nos comprometemos a emprender un camino legal y constitucional para llegar a ser un Estado independiente. Como miembro independiente de la Unión Europea, Escocia sería un socio que fomentaría relaciones no solo para fortalecer la economía y una sociedad más justa, sino también para que haya un entendimiento entre la UE y el Reino Unido”, ha defendido la política nacionalista en una tribuna publicada por EL PAÍS. Escocia celebra elecciones autonómicas el próximo mayo, y todas las encuestas pronostican una victoria arrolladora del Partido Nacional Escocés. El principal punto de su programa electoral es la celebración de un segundo referéndum de independencia, después del fallido intento de 2014.

Boris Johnson, quien ya ha dejado clara su negativa a permitir la celebración de una segunda consulta, aprovechaba su discurso de Año Nuevo para lanzar un guiño a los votantes escoceses: “Creo que el instinto mayoritario de los ciudadanos de este país será el de caminar juntos como un Reino Unido. Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte trabajando juntos para mostrar al mundo nuestros principios y valores”, ha dicho el primer ministro.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción