Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“¿La vía unilateral de Cataluña? Nunca haríamos eso”

El portavoz nacionalista en el Parlamento defiende los "modos constitucionales"

El portavoz del SNP, Ian Blackford, interviene en la Cámara de los Comunes desde su escaño.
El portavoz del SNP, Ian Blackford, interviene en la Cámara de los Comunes desde su escaño. REUTERS

Ian Blackford (Edimburgo, 58 años) es extremadamente respetuoso con el independentismo catalán, pero no quiere dejar el menor margen de duda. Hasta cuatro veces repite, como señal de advertencia, que el Gobierno escocés del SNP (Partido Nacional Escocés) “nunca haría eso” cuando se le pregunta por la vía unilateral del procés. “Una de las claves para tener éxito es obtener el reconocimiento internacional, y para lograrlo debes usar métodos constitucionales. Tan simple como eso”, afirma este banquero de inversión metido a político que en los últimos tres años se ha convertido en la voz del nacionalismo escocés en la Cámara de los Comunes.

Se reúne con un grupo de corresponsales europeos el mismo día en que Boris Johnson ha enviado una carta a la ministra principal de ese territorio, Nicola Sturgeon, para decirle que no respaldará la celebración de un nuevo referéndum de independencia. “No aceptamos que la carta de Johnson sea el final de todo este asunto. A partir de ahora, lo que vamos a hacer es emprender una campaña por toda Escocia para convencer a la ciudadanía de que se sume a nuestra determinación de defender el derecho a decidir. Y al final, sea Johnson o cualquier otro al frente de un Gobierno conservador, no podrán esquivar esa petición. No pueden detener el deseo del pueblo escocés de tener algo que decir sobre su futuro”, defiende Blackford.

Es un personaje rotundo en el físico y elegante en las formas. Si la vestimenta hace a la persona, sus trajes de tres piezas de tweed escocés delatan a un político que persigue antes alianzas que enfrentamientos. A pesar de que, cada semana, en el Parlamento británico, le recuerde al primer ministro que los escoceses no votaron a favor del Brexit, y que la deriva actual del Reino Unido les aleja más del proyecto común.

“Lo que yo he propuesto a mi partido es que a partir de ahora debemos concentrarnos en construir un consenso dentro de Escocia, y convencer a todos aquellos que en el referéndum de 2014 votaron en contra de la independencia. Pero que quede claro, somos un partido constitucional. No creemos que Johnson pueda zanjar este asunto con una simple negativa. Este es un asunto político, y queremos resolverlo políticamente. Pero venceremos también en todas las discusiones legales. Estamos dispuestos a ganar esta batalla”, afirma.

Y para ganarla, dice Blackford, las manifestaciones en la calle no son la clave. Se trata de implicar en la discusión a cada ciudadano escocés, a cada pueblo, en una campaña puerta a puerta. Y de implicar también a las instituciones internacionales, comenzando por la Unión Europea. ¿Y qué le lleva a pensar que la UE acogería con los brazos abiertos a una nación segregada? ¿No le preocupa la reacción, por ejemplo, de España? “Ya ha habido muchas declaraciones del ministro de Exteriores español (en referencia al exministro, Josep Borrell) en las que reconoce que la situación de Escocia es claramente diferente de la de Cataluña. Y el hecho de haber insistido una y otra vez en que solo haremos esto con métodos constitucionales marca una clara distancia con lo sucedido en España. Agradezco las declaraciones positivas que han hecho nuestros amigos en Madrid”, explica con insistencia el político nacionalista.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información