Elecciones en EE UU 2020

La campaña de Trump carga contra la “falsa Harris”

El senador izquierdista Bernie Sanders felicita a la recién elegida candidata demócrata a vicepresidenta, de quien dice que ayudará a “derribar la Administración más corrupta de la historia”

Kamala Harris, durante un acto en Oakland, California, en 2019.
Kamala Harris, durante un acto en Oakland, California, en 2019.Elijah Nouvelage / Reuters

La campaña de Donald Trump tenía listo un vídeo para desacreditar la elección de Kamala Harris como compañera de candidatura del demócrata Joe Biden. “El lento Joe y la falsa Kamala. Son perfectos juntos. Un error para Estados Unidos”, sostenía el clip compartido por el presidente estadounidense apenas unos minutos después de conocerse el esperado anuncio. El núcleo del mensaje era que la senadora por California quiere imponer las ideas de “la izquierda radical”. Hace dos semanas le preguntaron al republicano qué le parecería la senadora por California como candidata a vicepresidenta y este aseguró que sería “una buena elección”. La tercera mujer en convertirse en candidata a vicepresidenta por uno de los dos grandes partidos dijo sentirse “honrada” de unirse a Biden y poder hacer todo “lo necesario” para que se convierta en el próximo presidente de Estados Unidos.

Donald Trump donó dinero en dos ocasiones a la campaña de Harris cuando se postulaba para la reelección como fiscal general de California, según los registros estatales citados por The Washington Post. Ivanka Trump, su hija y actual asesora en la Casa Blanca, también donó. Durante la rueda de prensa sobre el coronavirus, Trump se refirió esta tarde al anuncio de Biden: “Ella fue extraordinariamente desagradable con [el juez del Supremo acusado de abuso sexual] Kavanaugh... Fue desagradable a un nivel que fue simplemente algo horrible”. El republicano se refería al interrogatorio de la senadora a Brett Kavanaugh cuando lo nombró en 2018 para ser juez del Tribunal Supremo. El abogado respondió sobre la acusación de Christine Blasey Ford, quien dijo que la intentó violar tres décadas atrás, cuando ambos eran menores de edad. Finalmente, el Senado (de mayoría republicana) respaldó la elección de Kavanaugh como miembro de la máxima autoridad judicial de EE UU.

En el vídeo compartido por Trump se le achaca su apoyo a la “medicina socializada” de Bernie Sanders, en referencia a la propuesta de un sistema de salud universal. Harris dijo en un momento que apoyaba la propuesta de sanidad del veterano socialista, pero después aclaró que no estaba a favor de eliminar los seguros médicos privados. Sanders, el último en retirarse de la carrera por la nominación demócrata y el rival más fuerte de Biden, al frente del ala izquierda del partido, ha celebrado la elección de su antigua rival. “Pongámonos manos a la obra, y a ganar”, ha escrito en un mensaje en Twitter.

Sanders ha destacado que Harris hará historia como la “próxima vicepresidenta”, en referencia a que ninguna mujer ha ocupado el cargo. El senador por Vermont ha asegurado que será alguien que va a luchar por la sanidad universal y ayudará a “derribar la Administración más corrupta de la historia”. Ro Khanna, quien copresidió la campaña presidencial del senador por Vermont, ha defendido que Harris es capaz de arrastrar los votos de los partidarios del líder progresista, una de las grandes preocupaciones del partido.

El expresidente Barack Obama ha publicado un comunicado sumándose al respaldo al anuncio de su exvicepresidente sobre Harris. “Está más que preparada para el cargo”, ha dicho, argumentando que lleva toda su carrera defendiendo la Constitución y luchando por las personas que necesitan un trato justo. “Ahora vamos a ganar este asunto”, ha añadido en referencia a los comicios de noviembre.

Algunos tuiteros ya han querido instalar el eslogan “Yes We Kam”, como un juego de palabras que combina el icónico Yes We Can (Sí, podemos) de Obama, con el nombre de Kamala Harris. La idea de que ahora hay que salir a ganar las elecciones se repite en los mensajes de apoyo de los demócratas, cuando quedan 84 días para los comicios, en una de las campañas presidenciales más anómalas de la historia reciente por la pandemia del coronavirus que se ha cebado con el país.

Apoyos republicanos

Harris ha cosechado también el apoyo en históricos republicanos. Sarah Palin, compañera de ticket como candidata a vicepresidenta del difunto John McCain en las presidenciales de 2008 que perdieron frente a Obama, también quiso dedicarle unas palabras a Harris. Palin, aconsejándole de lo aprendido, le aconsejó “no confiar en nadie nuevo” y luchar para que mantenga a su propio equipo: “Ellos la conocen, conocen su voz y, lo más importante, son dignos de confianza”. “No se ponga un bozal”, agregó la exgobernadora de Alaska, en relación a que no se coarte con los medios. “Recuerde que USTED fue elegida por lo que USTED es. Así que manténgase conectada con Estados Unidos mientras sonríe e ignore a los ‘manipuladores’ engañosos“, escribió en un sentido comunicado.

Cuando se dio a conocer la noticia de Harris, el tema más comentado en Twitter fue, sin embargo, en torno a Elizabeth Warren. La excandidata presidencial, del ala progresista del Partido Demócrata, era otra apuesta fuerte para acompañar a Biden en el ticket. La senadora por Massachusetts ha dicho en la red social que Harris será una “gran compañera” para hacer del Gobierno una “poderosa fuerza” en la lucha por la justicia social, racial y económica en Estados Unidos.

Suscríbase aquí a la newsletter semanal sobre las elecciones en Estados Unidos.

Más información

Lo más visto en...

Top 50