Crisis del coronavirus

Académicos y artistas piden a Merkel más solidaridad con el sur para afrontar la crisis del coronavirus

“Europa solamente puede prosperar si los europeos cerramos filas espalda contra espalda”, sostienen en un manifiesto

La canciller alemana Angela Merkel en una intervención ante medios de comunicación durante la crisis del coronavirus. En vídeo, parte de sus declaraciones. (Foto: Pool | Vídeo: EPV)

Más solidaridad europea y más implicación de los países del norte en la ayuda financiera que los países del sur van a tener que asumir durante y después de la pandemia de la Covid-19. Una docena de personalidades alemanas, desde profesores de universidad hasta artistas, publican en el semanario Die Zeit un manifiesto en el que reflejan sus demandas de más cohesión comunitaria en tiempos de coronavirus.

“En los últimos días, solo en Italia y España el coronavirus ha causado miles de muertos, en Italia fueron 1.000 en 24 horas; en España, 800. Tales noticias no proceden de otro planeta o de un lejano continente. Llegan a nosotros desde unos países vecinos, a los que nos sentimos estrechamente unidos”, afirman en el manifiesto.

“En la cuestión decisiva, los países nórdicos mantienen distancias frente a los hermanos europeos del sur. Se niegan rigurosamente a acordar un fondo garantizado por todos los miembros de la UE, mediante el cual fuera posible soportar en común las inmensas cargas de la crisis. Tal fondo impediría que un shock que, en principio afecta a todos los Estados miembros, desbordara a los países que, ya con anterioridad, tenían que luchar contra una alta deuda pública”, continúa el documento, firmado entre otros por el exministro de Exteriores Joschka Fischer.

“La Comisión Europea debería consiguientemente crear los coronabonos, con capacidad para, en la medida de lo posible, endeudarse a largo plazo en los mercados internacionales de capitales”, añaden. “El fondo que proponemos no debería confundirse con el modelo de eurobonos que, como solución, fuera propuesto para la eurocrisis de los años 2010 a 2012. En el caso de los eurobonos, se trataba de establecer una responsabilidad común para una parte considerable del endeudamiento nacional en el pasado. En el caso de los coronabonos, deberán asumirse comunitariamente las deudas en que los Estados están incurriendo actualmente e incurrirán en los próximos meses. Es decir, se trata de una medida temporalmente acotada, que permitiría a Italia y a otros países amenazados en su existencia, sobrevivir política y económicamente a la crisis y al tiempo posterior a la crisis”, dice.

“Tenemos dificultades para comprender como la canciller y el vicecanciller muestran tan grandes reservas a este necesario paso para la solidaridad y la estabilidad europeas. En esta suerte de solidaridad, está también en juego una conciencia común ante la crisis”, añade. Y concluye: “¿Para qué sirve una Unión Europea, si en tiempos del coronavirus no muestra que los europeos cierran filas y que luchan unidos para un futuro común? ¡Cuidado!, no se trata solamente de un mandato de la solidaridad, sino también del propio interés. ¡Que nadie lo dude! En esta crisis, todos los europeos estamos en el mismo bote. Si el norte no ayuda al sur, los países nórdicos no sólo van a perderse a sí mismos, sino también ¡a Europa!".

También firman el manifiesto: Peter Bofinger (catedrático de la Universidad de Würzburgo); Dany Cohn–Bendit (Los Verdes); Rainer Forst (catedrático de la Universidad de Fráncfort); Marcel Fratzscher (catedrático de Economía de la Universidad Humboldt de Berlín); Ulrike Guérot (catedrática de la Universität Krems); Jürgen Habermas, filósofo y sociólogo); Axel Honneth (catedrático de la Universidad de Fráncfort); Eva Menasse (escritora); Julian Nida–Rümelin (catedrático de la Universidad de Múnich); Völker Schlöndorff (director, productor y guionista de cine); Peter Schneider (escritor); Simon Strauss (historiador, escritor y publicista); y Margarethe von Trotta (actriz, directora y guionista).

Doloroso conflicto

En otro manifiesto, difundido este lunes, un centenar de intelectuales, filósofos, economistas, historiadores y politólogos de Alemania, Bélgica, España, Francia, Italia, Portugal, llaman a la solidaridad. “La UE, superando el doloroso conflicto entre soberanismos opuestos, debe actuar de inmediato en apoyo de los países donde el impacto del virus ha sido más violento y las consecuencias sociales del bloqueo de las actividades productivas resultan menos sostenibles. El futuro de la Unión está ligado a la rapidez y eficacia de esta acción en beneficio de la vida de sus ciudadanos. El bienestar y la paz de mañana dependen de las decisiones de hoy”, advierten los firmantes, entre ellos Fernando Savater, Giacomo Marramao y Pierre Rosanvallon.

En un tercer manifiesto, firmado entre otros por la premio Nobel Olga Tokarczuk y dirigido a los líderes de las instituciones europeas, un grupo de intelectuales pide que “se asignen recursos financieros para garantizar que los trabajadores tengan una posibilidad real de mantenerse durante la cuarentena y la crisis”. También firman el documento el historiador italiano Carlo Ginzburg y la directora de cine Agnieszka Holland.


Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50