Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El centroizquierda italiano marca la vía hacia un Gobierno con el Movimiento 5 Estrellas

El presidente del país consulta este jueves a los principales grupos parlamentarios

En foto, Matteo Salvini habla con los periodistas este miércoles en Roma. En vídeo, trayectoria del Gobierno italiano hasta su crisis.

El presidente de Italia, Sergio Mattarella, ha puesto en marcha la maquinaria institucional para tratar de cerrar la crisis política y llegar con cierta estabilidad a la elaboración de los Presupuestos y la negociación con la UE de este otoño. La opción más viable es la búsqueda de una mayoría alternativa capaz de formar un nuevo Gobierno. El Movimiento 5 Estrellas (M5S) —que hasta hace unos días gobernaba en coalición con la Liga— y el Partido Democrático (PD) —de centroizquierda y principal fuerza de la oposición— son los que tienen más opciones de lograrlo.

El presidente comenzó este miércoles la ronda de consultas a raíz de la dimisión un día antes del primer ministro, Giuseppe Conte. Este jueves se reunirá con los grupos de mayor representación, en los que se encuadran ambas formaciones. Por eso, el Partido Democrático aprobó este miércoles por unanimidad una hoja de ruta propuesta por el secretario general, Nicola Zingaretti, para negociar con el M5S la gestación de un Ejecutivo que agote la legislatura. Zingaretti, que preside la región del Lazio —donde gobierna gracias a los votos de los grillinos—, ha puesto sobre la mesa cinco puntos irrenunciables a partir de los que negociar. Uno es la pertenencia leal a la UE, un tema en el que el Movimiento 5 Estrellas ha mostrado en el pasado cierta ambigüedad. Otro es “el pleno reconocimiento de la democracia representativa, a partir de la centralidad del Parlamento”, un claro freno a la democracia participativa que defiende el M5S, que durante esta legislatura ha utilizado su sistema de votaciones a través de Internet para consultar a sus bases, como hizo con el mantenimiento de la inmunidad parlamentaria al ministro del Interior y líder de la Liga, Matteo Salvini, cuando la Justicia pidió procesarlo por el bloqueo de una patrullera italiana con 177 personas a bordo. Otro punto es precisamente un alejamiento de las férreas políticas migratorias de Salvini. El Gobierno que nazca del pacto “debe romper claramente con la línea precedente”, dijo este miércoles Zingaretti. “De lo contrario, es mejor acudir a las urnas”, añadió.

En el 5 Estrellas nadie ha dado todavía un paso adelante públicamente, aunque su líder, Luigi Di Maio, ha hablado por teléfono con Zingaretti para acercar posturas, según medios italianos. Di Maio, que aún está digiriendo la ruptura abrupta con la ultraderechista Liga, y que ha estado prácticamente desaparecido durante la gestión de la crisis política, se juega también su liderazgo. La jugada inmediata del 5 Estrellas pasa por recompactarse en torno a su líder —o al menos que lo parezca— para acudir fuerte a las negociaciones. “Somos un monolito”, señalaron este miércoles en una nota sus portavoces parlamentarios, Stefano Patuanelli y Francesco D’Uva.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información