Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Movilización de estrellas para llamar al voto en EE UU

Las celebridades de Hollywood animan en vídeos y mensajes en las redes a registrarse para las legislativas de noviembre

Rihanna durante una campaña de su marca de prductos de belleza, 2017. En vídeo, la campaña #Knockthevote, que anima a votar a los jóvenes estadounidenses.

La primera vez es inolvidable. La actriz Scarlett Johansson estaba nerviosa. El actor Mark Ruffalo no sabía cómo hacerlo. Y la modelo Zoë Kravitz aprovechó la oportunidad en el patio trasero de una estación de bomberos. Lo contaron en un vídeo llamado Mi primera vez dirigido a un público mayor de 18 años, y producido por March for Our Lives, movimiento juvenil por el control de armas. La confesión solo tenía un objetivo: alentar a los estadounidenses a que se inscriban para votar, y así, el 6 de noviembre en las legislativas, vivan su primera vez en unas elecciones en las que los republicanos se juegan mantener el control del Congreso. El entretenimiento es patrimonio de Estados Unidos y las celebridades lo saben. Así que los rostros de la industria están sacando su artillería pesada para convencer a los jóvenes, especialmente a que voten, ya que según las encuestas solo uno de cada cuatro pretende hacerlo.

Los famosos tienden a hacer campaña por sus candidatos favoritos -en general, demócratas-. Pero esta vez el llamamiento principal ha sido a inscribirse, un trámite necesario para votar. A finales de septiembre, Rock the Vote -organización sin ánimo de lucro dedicada a empoderar políticamente a los jóvenes- y la cadena HBO lanzaron otro vídeo. En un minuto se podía ver a la actriz Sarah Jessica Parker, al comediante Kumail Nanjiani, a la directora Lena Dunham y al escritor George R. R. Martin mirando a la cámara sin contar ni una historia. "En este momento, solo hay una voz que necesita ser escuchada. La tuya", se leía en la pantalla al final.

También se ha volcado en la campaña Julia Louis-Dreyfus, protagonista de la serie Veep y que tiene sus redes sociales teñidas de blanco, azul y rojo invitando a sus seguidores a votar. “¡Ahora te necesitamos más que nunca para multiplicar tu voto, para que podamos terminar con esta locura!”, dice en su tuit fijo.

Los artistas fuera de la pantalla también están en campaña. Uno de los casos más sonados fue el destape político de Taylor Swift. La mujer más poderosa de la industria de la música explicó el pasado domingo en su cuenta de Instagram que hasta ahora se había mostrado reacia a expresar públicamente sus opiniones políticas pero que los acontecimientos de "los últimos dos años" le han hecho cambiar de opinión. La cantante, de 28 años, criticó duramente a la candidata republicana al Senado por su natal Tennessee, Marsha Blackburn, y ofreció su apoyo a los demócratas. Swift, que se convirtió esta semana en la artista más premiada de la historia de los American Music Awards (AMA), agradeció a su público durante la velada: "Este premio y cada premio que se entregó esta noche fue elegido por votación de la gente. ¿Y ustedes saben qué más se elige por votación de la gente?: las legislativas el 6 de noviembre".

Tras la declaración de la estrella de country-pop miles de personas se registraron en su Estado y en todo el país. El 42% de ellas oscilaban entre los 18 y 24 años. Rihanna no quiso ser menos y también invitó a sus 65 millones de seguidores a inscribirse antes de que acabara el plazo. La diva publicó un mensaje a primera hora del miércoles. Rihanna escribió en su cuenta de Instagram: "Usted tiene un trabajo hoy y es registrarse correctamente para votar. No me importa qué responsabilidades tenga, ¡no hay mayor responsabilidad que tener el control de su futuro y el futuro comienza ahora!”, enfatizó la polifacética cantante.

A celebridades como Tom Hanks, Eva Longoria o Amy Schumer, también se sumó la familia real del entretenimiento. Kim Kardashian publicó en su Twitter el listado de los Estados que tenían el martes como última opción para inscribirse. “Usa tu voz, regístrate ahora”, le dijo a sus casi 60 millones de admiradores. El mensaje llegó dos días antes de la comida que compartieron su esposo Kanye y el presidente Donald Trump.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información