Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El poder del voto ‘millennial’ en las elecciones de México

Los partidos tratan de atraer a la generación más conectada, que representa el 40% de la lista nominal en los comicios del 1 de julio

Manifestación de jóvenes en Ciudad de México.
Manifestación de jóvenes en Ciudad de México.

Mauricio, Montserrat, Fernando y Miftah no se conocen. Son jóvenes mexicanos entre 18 y 23 años que este año votarán por primera vez en unas elecciones presidenciales. Como ellos, unos 15 millones de nuevos votantes están llamados a las urnas el próximo 1 de julio. Son la generación más conectada, los llamados millennials. Representan casi el 40% del total de la lista nominal, entre 35 y 40 millones de personas que serán protagonistas a la hora de decidir el curso del segundo país más grande de Latinoamérica. Si los nuevos electores fueran un Estado, serían el que más votos tendría.

Sin voz, invisibilizados y olvidados durante el sexenio, sin oportunidades y mal llamados ‘ninis’ fueron los primeros que el pasado 19 de septiembre salieron a las calles cuando un fuerte terremoto redujo la Ciudad de México a escombros para ayudar sin descanso.

El 73% de los jóvenes ha dicho que tiene intención de votar, sin embargo, más de la mitad de ellos todavía está indeciso sobre a quién entregarle su preciada boleta, según un estudio del medio especializado en jóvenes y política, Nación 321. La mayoría se concentra en el Estado de México, Jalisco, Veracruz, Ciudad de México y Puebla.

“Estas elecciones pienso votar porque siento un compromiso con el país”, dice Fernando López, de 23 años. “Puedes decir muchas cosas con tu voto, como tu desacuerdo con el gobierno actual. Más que una herramienta de cambio, el voto es un síntoma”, agrega el estudiante de Comunicación. Un síntoma de que la generación más joven se toma muy en serio lo que sucede en su país y les preocupa el devenir de México.

Contra la violencia y la corrupción

¿Qué quieren los jóvenes votantes? Sentirse seguros. Su infancia se desarrolló durante la guerra contra el narcotráfico que se ha cobrado desde 2006 más de 200.000 muertos y que ha llegado a sus niveles más altos en 20 años el pasado 2017.

“El tema que más me interesa como ciudadano es la violencia. Contra periodistas, activistas, despojo de tierras de indígenas… Sí, la economía podrá preocuparme, pero lo primero es la tranquilidad de salir a manifestarte y saber que vas a regresar”, comenta Fernando. Miftah García, de 18 años coincide en que la seguridad es lo más importante para ella, seguido de la economía. “A pesar de tener muchos recursos, estamos pobres y no es porque falte trabajo o recursos, es porque no saben manejar el país”, expresa indignada.

“La corrupción y la inseguridad” es lo que más inquieta a Mauricio Sánchez, estudiante de Finanzas. “Me consideraba un poco apático de la política porque tenía mis prejuicios”, cuenta el joven del Estado de México, donde el PRI ha gobernado 90 años de manera continuada y posee la tasa de homicidios más sangrantes de todo el país. “Al ver los resultados en las elecciones pasadas me di cuenta de que es necesario y es un hecho que tienes que votar”, explica el joven de 23 años.

Casos de corrupción como La Casa Blanca, el saqueo durante el Gobierno de Javier Duarte en Veracruz o La Estafa Maestra indignan tanto a esta generación que exigen una clase política que no meta la mano en las arcas públicas para enriquecerse.

“Creo que en mi casa como en muchas familias mexicanas perdimos la fe, la esperanza y la confianza en la política y en los políticos”, comenta Montserrat Castañares, de 19 años. La joven ha decidido no votar en estas elecciones porque dice que no cree en el proceso democrático y critica las alianzas de partidos como la del PAN y el PRD; o Morena y Partido Encuentro Social -ideológicamente opuestos- que se presentan como coalición. “Se me hace falso. Querían ser los mejores por sí mismos y ahora se unen con los que antes les echaban basura”. Mauricio, con tono sarcástico tampoco lo comprende: “Antes teníamos derecha e izquierda ahora tenemos como un gris. Me desconcierta. No siento que haya una consistencia en sus argumentos ni en su ideología”, concluye.

El hastío de los jóvenes por la vieja política y sus formas aleja a más del 50% de las urnas hasta 20 años (tres sexenios) después de votar por primera vez, según el INE.

“No ven una identificación ideológica con los partidos políticos. La ruptura con la generación de antes es un signo muy relevante”, explica Mario de la Rosa, director de Nación 321. “No les llama ser de un partido porque no entienden para qué sirven estas organizaciones”, añade Gustavo López Montiel, analista político y profesor del Tecnológico de Monterrey. “No son apolíticos, sí tienen una ideología. Pero los políticos no han conseguido conectar con sus intereses”, dice Montiel.

Según la última predicción electoral publicada por EL PAÍS el pasado 20 de abril, López Obrador sacaba ventaja al resto de candidatos con un 85% de opciones de ganar. Más del 30% de los jóvenes dice que va a votar por el candidato de Morena. 

"Sobre todo hay ganas de dejarse llevar por la empatía, autenticidad y la naturalidad del candidato. Los ‘millennials’ valoran mucho la frescura de los políticos”, aporta Mario de la Rosa. Por eso la presencia de los candidatos en redes sociales -el principal medio que usa esta generación para informarse sobre las elecciones y lo que pasa en el mundo- es clave. La campaña política no solo se está librando en las plazas de cada municipio también en Facebook, Twitter, Instagram y Youtube. La barrera del megáfono y los grandes escenarios se ha roto y los usuarios esperan comunicarse directamente con los políticos de manera cercana aunque muchos no lo hayan comprendido.

'Millennials', detectores de mentiras

¿Cómo lo están haciendo los candidatos en sus redes sociales? Esta campaña pasará a la historia de Internet en México por ‘hashtags’ como #YoMero #YaSabesQuien o #DeFrenteAlFuturo. De los 70 millones de usuarios de Internet que tiene México, el 36% tiene entre 18 y 34 años, según la Asociación de Internet Mx. La mayoría de ellos cuenta con un dispositivo móvil que les permite estar conectados las 24 horas.

“Los candidatos no siento que me hayan lanzado ningún mensaje”, cuenta Mauricio escéptico. Para él tuitean y hablan en redes como si promocionaran refrescos, sin intención, sin ganas, con una retórica muy trillada. Los 'millennials' tienen un detector de mentiras o de verdades en redes.

“El que ha entendido cómo hacerlo mejor en redes es López Obrador”. Mario de la Rosa cree que los candidatos pasan con suficiente pero no aprueban en la comunicación en redes porque la batalla de los memes y los tuits se gana “dia por día”. Así como Anaya tardó en aprovechar la canción de movimiento naranja, cantada por el niño wixárika Yuawi; Andrés Manuel López Obrador fue rápido en desmentir con un video de humor las acusaciones sobre la financiación rusa de su partido. De la Rosa también alaba el buen humor de Meade haciendo planas después de haber dicho “resolvido” en un evento de campaña y considera que Margarita, pese a hacer Facebook Lives en su página personal, no se muestra a gusto con la dinámica, “obviamente porque los políticos no se sienten cómodos con la gente que no se puede controlar”, dice entre risas.