Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS CRÓNICAS
INTERNACIONALES

Ocho meses de cárcel por hacer ‘la peineta’ a una cámara de tráfico

El infractor llevaba instalado en su vehículo un bloqueador láser para evitar el control policial y lo tiró a un río cuando supo que le estaban investigando

Hacerle la peineta a una cámara de tráfico le ha costado ocho meses de prisión a un hombre en Inglaterra. Timothy Hill, de 67 años, fue condenado además por haber instalado un bloqueador láser en su coche, dispositivo que arrojó a un río detrás de su casa en Grassington, North Yorkshire, Inglaterra, cuando descubrió que los oficiales le estaban investigando. La Corte de Teesside Crown Court ha decidido encarcelarlo y le ha prohibido conducir durante un año.

Fueron las cámaras de seguridad móviles de la Policía de North Yorkshire las que registraron el acto irreverente en tres ocasiones en diciembre. Los oficiales comenzaron una investigación, Hill mintió en un principio sobre el paradero del vehículo e intentó destruir el inhibidor. 

Finalmente, cuando los policías visitaron su casa y lo interrogaron sobre lo sucedido, se rindió y admitió que había instalado el dispositivo en su automóvil. Aunque no pudieron determinar su velocidad, lo acusaron formalmente.

El juez que encarceló a Hill afirmó que tales acciones "golpean el corazón" del sistema de justicia y que su sentencia debe actuar como un elemento de disuasión para los demás.

El agente de tráfico que dirigió la investigación para la policía de North Yorkshire, Andrew Forth, sentenció: "Si quiere llamar nuestra atención, gesticular repetidamente en las camionetas de la policía con el dedo medio mientras conduce un automóvil distintivo equipado con un bloqueados láser es una excelente manera de hacerlo".

Los conductores franceses sí pueden hacer 'la peineta'

Lo que constituye un delito merecedor de cárcel en Inglaterra no es considerado una falta tan grave en la vecina Francia. En un caso casi idéntico, un tribunal de la localidad gala de Roanne absolvió hace unos días a un hombre para el que la fiscalía pedía entre dos y cuatro meses de prisión firme por hacer la peineta también a un radar de tráfico. La tesis de la fiscalía, similar a la británica, era que el acusado había cometido una “ofensa a una persona encargada de una misión de servicio público”, puesto que con su gesto, el acusado, un hombre de unos 40 años, había ofendido por extensión a los agentes encargados de analizar las imágenes que les envían las cámaras apostadas en las carreteras del país.

“No existe en el derecho la ofensa a una máquina, por lo que la ofensa a una persona por extensión no existe tampoco”, repuso el abogado del acusado, según medios franceses. De todos modos, el conductor no salió indemne. El tribunal le impuso una multa de 800 euros por haber intentado tapar la matrícula de su coche el día en que fue captado por los radares.

Síguenos en Twitter y en Flipboard