Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maduro acapara todo el poder municipal

El presidente venezolano afirma que el oficialismo ha ganado 305 de las 335 alcaldías en las elecciones que se celebraron el domingo

El presidente de Venezuela Nicolás Maduro vota este domingo. FOTO: EFE / VÍDEO: REUTERS

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró el lunes que el oficialismo ganó 305 de las 335 alcaldías y la Gobernación del Estado de Zulia en las elecciones del domingo. “¡Qué sabroso es ganar!”, dijo. El chavismo no tuvo competencia. Los grandes partidos opositores —Primero Justicia, liderado por Henrique Capriles; Voluntad Popular, fundado por Leopoldo López; y Acción Democrática, presidido por Henry Ramos Allup— no participaron tras haber denunciado graves irregularidades en las elecciones regionales del 15 de octubre.

“Llamaron a la abstención, intentaron sabotear el proceso. Pudiéramos decir hoy: con el éxito de las municipales no pudieron. Más pudo el pueblo de Venezuela y tenemos que decir que las elecciones del 10 de diciembre fueron un éxito total para el país. Es la tercera elección en 140 días”, aseguró Maduro. La participación ha disminuido en un 11,6% en comparación con los sufragios de las provincias, en las que el chavismo ganó 18 de las 23 gobernaciones del país y destituyó a Juan Pablo Guanipa, elegido en Zulia, por no jurar su cargo ante la chavista Asamblea Nacional Constituyente. Capriles, excandidato presidencial, atribuyó la apatía de los votantes a la crisis institucional.

En Zulia, el economista Omar Prieto, militante del oficialista PSUV, derrotó a Manuel Rosales, líder del partido opositor Un Nuevo Tiempo. “Por principios y valores seguiremos defendiendo la ruta cívica, electoral y democrática. El voto es nuestra única herramienta, no hay salidas mágicas. Seguiremos firmes luchando por el cambio que quiere Venezuela”, afirmó Rosales.

El desacato de Guanipa, el gobernador destituido de Zulia, ha tenido un alto coste. Este martes la Fiscalía abrió una investigación en contra de este militante de Primero Justicia por presunta “instigación” al odio durante la ola de protestas antigubernamentales entre abril y julio de este año.

Persecución redoblada

Maduro advirtió a los pocos alcaldes opositores elegidos de la obligatoriedad de juramentarse ante la Constituyente. Su persecución contra la disidencia se ha redoblado en los últimos días. El mandatario ha amenazado con inhabilitar a los partidos opositores que no participaron en los comicios municipales. Su instrucción será acatada por Delcy Rodríguez, presidenta de la Constituyente, que ha adelantado que prepara una revisión de este tema en el pleno.

Con la posible anulación de las agrupaciones políticas, los críticos del régimen temen que el presidente busque imponer un sistema unipartidista en el país sudamericano, al estilo de la Unión Soviética o Cuba. El jefe de Estado, que aspirará a la reelección en 2018, tendría la vía a un nuevo mandato totalmente despejada.

Además del poder supremo de la Constituyente, la oposición ha denunciado al Consejo Nacional Electoral (CNE) por obedecer a los dictámenes del régimen desde el año pasado. Considera que los últimos dos comicios, los regionales y los municipales, han estado plagados de irregularidades. En 2016, los trámites de la alianza Mesa de Unidad Democrática para revocar el mandato del presidente fueron truncados por el máximo órgano electoral.

De ahí que los diálogos con el Ejecutivo, en República Dominicana, se hayan centrado en pedir una renovación del CNE. Julio Borges, presidente del Parlamento democrático y opositor, dijo que se sienten preparados para unas presidenciales. “Si el Gobierno decidiera precipitar unas elecciones en los próximos meses, cosa que yo creo [que] le traería mucha más deslegitimación internacional, nosotros estaríamos listos para esas primarias y para un candidato común”, explicó Borges en una entrevista radial.

Más información