Arabia Saudí autorizará a las mujeres a asistir a tres estadios en 2018

El Gobierno anuncia la construcción de tres recintos deportivos con zonas para mujeres acompañadas de sus maridos, algo que hasta ahora estaba prohibido

Mujeres saudíes asisten a un festival de cortos el pasado 20 de octubre en el centro cultural King Fahad de Riad, en lo que se esperaba que fuera el levantamiento de la prohibición de los cines. FAYEZ NURELDINEAFP

El Gobierno de Arabia Saudí ha anunciado este domingo que autorizará a las mujeres a asistir a competiciones deportivas a partir de 2018. De momento, será en tres recintos de nueva construcción que serán "habilitados para recibir a familias", es decir, a mujeres acompañadas por sus maridos, ha precisado el presidente de la Autoridad General de Deportes, Turki al Sheij.

"Han comenzado los preparativos para que tres estadios en Riad, Yeda y Dammam—las tres principales ciudades del país— estén preparados para recibir familias desde comienzos de 2018", precisó en Twitter la Autoridad Deportiva saudí. Los estadios contarán con zonas específicas para que acudan mujeres acompañadas de sus maridos y con centros de entrenamiento, zonas de ocio, restaurantes y cafeterías, según ha anunciado el propio Al Sheij en una rueda de prensa celebrada la noche del domingo.

En Arabia Saudí rige una estricta separación de los sexos en lugares públicos, por lo que las mujeres y los hombres no pueden compartir el mismo espacio en restaurantes u otros locales de ocio y hasta ahora tenían vedado el acceso a los estadios deportivos. El pasado 23 de septiembre las mujeres pudieron asistir por primera vez a las celebraciones del Día Nacional de Arabia Saudí, en el estadio internacional del rey Fahd, en Riad, en una zona acotada para las familias.

El reino del Golfo continúa así con su aligeramiento de las restricciones impuestas a las mujeres dentro de un plan del príncipe heredero, Mohamed Bin Salmán, para introducir reformas económicas y sociales en el país. El mes pasado, un decreto real anunció que las mujeres podrán conducir a partir de junio de 2018. Arabia Saudí es el único país del mundo que prohíbe conducir a las mujeres.

Bin Salmán prometió un islam "moderado y abierto" en el país, dominado por el wahabismo, una rama extremadamente conservadora dentro del sunismo. "Estamos volviendo a lo que fuimos, un país de islam moderado que está abierto a todas las religiones del mundo", dijo el pasado 24 de octubre.

"No pasaremos los próximos 30 años de nuestras vidas haciendo frente a ideas destructivas. Las destruiremos hoy", manifestó, para agregar que "se acabará muy pronto con el extremismo". Así, Bin Salmán —quien es además viceprimer ministro y ministro de Defensa— resaltó que "la juventud es la riqueza del país". "Si reciben la guía adecuada, crearán un mundo excelente sobre la Tierra", añadió.

A pesar de las reformas, las mujeres siguen sometidas a numerosas restricciones, la más grave un sistema de tutoría del hombreAsí, las saudíes necesitan autorización previa del tutor (padre, marido, o en ausencia de estos cualquier otro varón que tenga su custodia) para sacarse el pasaporte, viajar al extranjero, estudiar en la universidad, casarse y salir de la cárcel tras haber cumplido una condena, entre otras actividades. Una orden real del pasado abril para suavizar ese imperativo aún está pendiente de concreción.

Archivado en:

Y además:

Outbrain