Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ejército sirio rompe el último cerco del ISIS

Fuerzas rebeldes apoyadas por EE UU cierran la pinza contra los yihadistas en la frontera iraquí

Fuerzas gubernamentales sirias en el frente de Deir Ezzor.
Fuerzas gubernamentales sirias en el frente de Deir Ezzor. AFP

La pinza militar contra las fuerzas del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) se cierra en Siria. El Ejército del régimen de Damasco rompió este sábado el último cerco que los yihadistas mantenían desde hace tres años en la estratégica ciudad de Deir Ezzor, capital de la provincia nororiental del mismo nombre fronteriza con Irak. Las tropas gubernamentales, que ya levantaron el martes el asedio del ISIS sobre un acuartelamiento, expulsaron a las milicias del califato que rodeaban la base aérea de Deir Ezzor.

El nuevo revés infligido al Estado Islámico se suma a la serie de derrotas que encadena desde que el pasado julio perdió Mosul, en el norte de Irak, después de nueve meses de batalla contra el Ejército de Bagdad y los peshmergas kurdos noriraquíes, con apoyo aéreo estadounidense.

La agencia estatal de noticias SANA informó de que las fuerzas sirias habían logrado enlazar el aeropuerto militar con los distritos que se encuentran en manos gubernamentales, que suman un 40% de la ciudad en tanto que el ISIS controla el resto. El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, ONG que cuenta con informadores sobre el terreno, confirmó el avance militar del régimen en el marco de una operación para recuperar Deir Ezzor.

Este último retroceso de los yihadistas coincide con el inicio de una ofensiva general —en la misma región, aguas arriba del Éufrates— de la alianza Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una coalición de milicias kurdas sirias y de grupos rebeldes suníes, para expulsar al Estado Islámico del límite provincial con Raqa.

Alianza kurdo-árabe

Más de 50.000 combatientes del FDS rodean desde junio al ISIS, con apoyo de la aviación estadounidense, en Raqa, su principal feudo en Siria. Estas fuerzas se han apoderado ya de la ciudadela amurallada y de un 65% de la urbe. “Hemos dado el primer paso para liberar el territorio situado al este del río en Deir Ezzor”, aseguró el comandante de la alianza kurdo-árabe Ahmed abu Jawlah, citado por la agencia France Presse.

La pinza contra los yihadistas se ha completado en las últimas horas con la reconquista de los yacimientos de petróleo de Teym, aguas abajo del principal río de Siria también en la provincia de Deir Ezzor. Además de privar al ISIS de una de sus principales fuentes de ingresos, las tropas leales al presidente Bachar el Asad le han cortado el paso en la carretera que conduce a Al Mayadin, ciudad próxima a la frontera iraquí donde se sospecha que se ha refugiado el líder del califato, Abubaker al Bagdadi, y donde el Estado Islámico intenta reagrupar fuerzas ante la batalla final del valle del Éufrates.