La justicia italiana abre la vía a la excarcelación del capo Toto Riína

De 86 años y conocido como 'La bestia', tiene más de 150 muertes a sus espaldas

Salvatore 'Totó' Riína, en una foto de archivo.
Salvatore 'Totó' Riína, en una foto de archivo.AFP
Más información

Hay pocos rostros en Italia que representen en el imaginario colectivo y de forma tan nítida la encarnación del mal. Uno de ellos es, sin duda, el de Salvatore Totó Riína, el último capo dei capi, gran jefe de la Cosa Nostra que vive incomunicado en la cárcel desde 1993. El autor intelectual del asesinato del juez Giovanni Falcone y el de Paolo Borsellino, condenado a 13 cadenas perpetuas por 150 crímenes —40 de ellos ejecutados personalmente—, tiene 83 años y su estado de salud es extremadamente frágil. Por ello, ante la alarma generalizada, el Tribunal Supremo italiano ha abierto la vía a su excarcelación por al señalar que "tiene derecho a morir dignamente".

El alto tribunal ha pedido al juzgado de Vigilancia Penitenciaria de Bolonia que tenga en cuenta las peticiones de los abogados del mafioso y que determine si todavía "puede considerarse peligroso por su avanzada edad y sus graves condiciones de salud". La defensa de Riína, que en los últimos años ha amagado varias veces con colaborar con la justicia en el caso que investiga los acuerdos entre la mafia y el Estado durante la época en que era el hombre más temido de italia, ha pedido que pueda cumplir su pena en arresto domiciliario. Se trata del viejo sueño del capo, poder volver a su Corleone natal y ver ahí cómo se extingue su vida. Como señalaba hoy el experto en mafia Attilio Bolzoni en Repubblica, no ha pensado en otra cosa en los últimos años.

Pero para ello, los jueces de Bolonia deberán, según el Supremo, "verificar" si la detención carcelaria "supone un sufrimiento y una aflicción de tal intensidad que vaya más allá de la legítima ejecución de una condena". Sin embargo, es complicado omitir en una posible revisión de su condena que Riína ha continuado durante años y desde el interior de la cárcel amenazando a magistrados y fiscales, como Nino Di Matteo, que investiga el famoso caso de trattativa entre mafia y Estado.

Ríina, como los otros 727 recclusos que cumplen hoy condena por asociación mafiosa en Italia, vive en la cárcel bajo el régimen penitenciarios del 41 Bis. Un durísimo sistema implantado tras el asesinato del juez Giovanni Falcone que aisla a los capos de las organizaciones mafiosas para cortar de raíz la cadena de mando con el exterior y forzar, en el algunos casos, el arrepentimiento y la colaboración con la justicia. Por ello Riína presentó en 2009 una solicitud ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por las duras condiciones de detención. Pero fue rechazada.

En este caso tampoco parece que la petición vaya a prosperar. El Fiscal jefe antimafia de Italia, Franco Roberti, ya ha dicho que "Totó Riína tiene que permanecer en la cárcel y, sobre todo, debe permanecer en el régimen 41 BIS". Para Roberti, Riína sigue siendo el el capo de la Cosa Nostra y su excarcelación representa un peligro evidente. "Nunca hemos negado que esté enfermo, pero su dolencia puede tratarse en la cárcel". El fiscal antimafia insiste en el riesgo que entrañaría un Riína con lazos en el exterior y recuerda que Nino di Matteo tiene que llevar una vida blindada a causa de las amenazas del mafioso. "Si eso no es una prueba de su peligro, me pregunto qué podría serlo", ha señalado al Corriere della Sera.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción