Italia se prepara para un adelanto electoral en otoño

Los principales partidos acercan posiciones sobre la reforma del sistema de voto para unos comicios que podrían coincidir con los alemanes

Matteo Renzi durante el discurso de la noche en que ganó las elecciones primariaas del PD.
Matteo Renzi durante el discurso de la noche en que ganó las elecciones primariaas del PD.Remo Casilli / REUTERS

Después de meses poniendo a prueba la elasticidad de la legislatura, todo apunta a que habrá nueva ley electoral en Italia y comicios en otoño. Los tres grandes partidos (Forza Italia, Partido Democrático y Movimiento 5 Estrellas) han llegado a un pacto verbal para diseñar una nueva norma basada en el modelo alemán. Un sistema proporcional que incluye un suelo de un 5% de votos indispensable para entrar en la Cámara de Diputados y en el Senado. Una ley que contenta a las formaciones grandes y enerva a las pequeñas, entre las que hay socios fundamentales para la estabilidad del actual Ejecutivo. Y esa es una de las claves del adelanto.

El Parlamento italiano, y el propio Gobierno, sobreviven zurcidos con remedos de minorías y corrientes escindidas. Uno de ellos es el que dirige el ministro de Exteriores, Angelino Alfano, que apuntaló el Ejecutivo de Matteo Renzi en su día y ya ha amagado con hacerlo caer si se aprueba la nueva ley que le dejaría fuera del Parlamento.

Hay más motivos para el adelanto. Los ajustes económicos que tiene que hacer el Gobierno antes de finalizar el año aconsejarían llegar con un Ejecutivo fuerte y unido. Además, una de las condiciones del M5S para aprobar la nueva norma, que unificaría el reglamento para el Senado y la Cámara de Diputados, exige el adelanto electoral. De modo que la vieja obsesión de Matteo Renzi de liquidar la legislatura en otoño —hay quien piensa que nunca renunció a esa idea— ha recuperado todo su vigor.

El Movimiento 5 Estrellas, sin candidato

El Movimiento 5 Estrellas (M5S), uno de los grandes favoritos para las próximas elecciones (prácticamente empatado con el PD en los sondeos) y una de las preocupaciones estos días para los mercados, todavía no ha escogido quién será su candidato a primer ministro. La formación creada por el cómico Beppe Grillo elige a sus representantes y su programa de Gobierno mediante el voto de su militancia en la Red. El softwareque emplean se llama Rousseau y fue un legado de uno de sus fundadores, el empresario Gianroberto Casaleggio, que falleció en abril de 2016 y cuyo hijo ha ocupado un lugar al lado de Grillo.

Es posible que se presenten diversos candidatos, pero todo apunta a que será Luigi di Maio el elegido, probablemente en julio. El vicepresidente del Parlamento, de 30 años y sin una licenciatura —algo que pesa mucho todavía en Italia—, lleva meses liderando las principales iniciativas del M5S. El otro candidato sería Alessandro di Battista, dedicado a la política exterior del partido.

La legislatura termina en febrero. Pero podrían adelantarse las elecciones entre el 24 de septiembre y el 8 de octubre. La primera fecha, de hecho, coincidiría con las elecciones alemanas. Algo que a Renzi, verdadero urdidor de cuánto sucede en el Gobierno y en su partido, tampoco le desagradaría. “Votar con Berlín tendría sentido por muchos motivos; a nivel europeo permitiría al nuevo Parlamento establecer, sin perder un día, cinco años de nueva política económica”, dijo el secretario general del PD a Il Messaggero.

El anhelo de Renzi

Silvio Berlusconi también se ha pronunciado sobre el posible pacto y ha dado vía libre al suelo del 5%. Es más, según ha lanzado, lo subiría hasta el 8% para evitar la hiperfragmentación actual de las Cámaras. El mayor perjudicado, Angelino Alfano, cree que detrás de la prisa por volver a las urnas hay intereses personales. “No entiendo la impaciencia de llevar al PD al Palacio Chigi: ¡ya están ahí! Se trata solo de un tema de nombres”, señaló en relación al supuesto anhelo de Renzi por recuperar el asiento que perdió el 4 de diciembre tras su derrota en el referéndum constitucional.

En un país en que la política es un eterno farol hasta el último segundo, la reacción de los mercados ofrece aproximaciones reales. Ayer subió la prima de riesgo hasta un nuevo récord de 190 puntos, impulsada por la sospecha de que Italia no sea capaz de formar un Gobierno estable tras las elecciones o bien por la inquietud que genera la posibilidad de que gane el M5S, con posiciones euroescépticas. Por ello, el primer ministro, Paolo Gentiloni, recordó ayer que el Gobierno tiene varios compromisos pendientes de ser aprobados y que seguirá adelante.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50