Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El máximo tribunal indio ratifica la pena de muerte a los violadores de Delhi

Cuatro hombres que abusaron de una estudiante hasta matarla en 2012 están condenados a la horca

Manifestantes contra las violaciones en Nueva Delhi, en febrero pasado.
Manifestantes contra las violaciones en Nueva Delhi, en febrero pasado. AP

El máximo tribunal de India ha confirmado este viernes la condena a muerte a cuatro hombres que en 2012 violaron en un autobús a una joven estudiante que luego murió por las heridas. Los acusados habían apelado la sentencia a morir en la horca que dictó un tribunal ordinario en septiembre de 2013. La ratificación del Supremo cierra un caso que desató manifestaciones en todo el país y dio visibilidad mundial a la violencia contra las mujeres en India.

"No es solo una victoria de mi familia, es una victoria para cada mujer de nuestro país", declaró el padre de la víctima a la agencia Reuters. La madre se dijo satisfecha y contenta con la decisión del tribunal.

Una de las tres jueces del supremo indio, R. Banumathi, ha dicho ante una sala repleta que este caso "es un crimen brutal y ha sacudido la conciencia de la sociedad". El tribunal ha considerado que este delito puede ser clasificado como "extraordinario entre los extraordinarios", un estándar utilizado para justificar la pena capital, que ya solo se aplica en casos de brutalidad extrema o terrorismo. Precisamente a raíz de la violación en el autobús en 2012, el Parlamento indio endureció los castigos contra violadores e incluyó la pena de muerte en caso de fallecimiento de la víctima.

Los cuatro condenados ahora solo podrían solicitar la gracia presidencial para evitar la horca. Sus abogados habían intentado que la pena fuera cambiada por cadena perpetua. "No se puede emitir una sentencia de muerte para lanzar un mensaje a la sociedad. Esto supone una total violación de los derechos humanos y a los principios de la no violencia del Mahatma Gandhi", aseguró el abogado A. P. Singh, según la agencia Efe.

Los padres de la chica violada, en julio de 2016.
Los padres de la chica violada, en julio de 2016. AP

Un quinto acusado de la violación salió en libertad en 2015, en medio de nuevas protestas generalizadas, ya que en el momento del delito era menor de edad y la pena máxima en su caso era de tres años en un reformatorio. El líder del grupo murió en prisión durante el proceso, aparentemente por suicidio.

Este caso de violación, conocido como caso Amanat en su momento, se convirtió en un símbolo de la clase media en India, un país con 1.311 millones de habitantes, y en un reclamo mundial para frenar la violencia contra las mujeres. La víctima era una estudiante de fisioterapia de 23 años, que regresaba a casa el 16 de diciembre de 2012 después de ver una película con un chico.

Seis hombres que iban en el mismo autobús violaron, torturaron y golpearon a la joven durante más de una hora y luego la arrojaron del vehículo en marcha junto con su compañero, al que también habían golpeado. Ella murió 13 días después en un hospital de Singapur por la gravedad de las heridas.

Más información