Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Globo TV suspende a un actor estrella de sus telenovelas por acoso sexual

José Mayer había sido acusado por una figurante de tocamientos obscenos

En los estudios de grabación de Globo TV, la productora audiovisual más poderosa de Brasil y una de las principales exportadoras de telenovelas para América Latina, los trabajadores se dividían en dos bandos estos últimos días. Por un lado, el de una la estrella de sus telenovelas, José Mayer (Meu bem querer, Mulheres apaixonadas, Império), objeto de una denuncia por acoso sexual desde el viernes pasado. Por el otro, la denunciante, una figurinista llamada Susllem Tonani. De lado de Mayer estaba la empresa. Del de la actriz resultó haber cientos de sus trabajadoras, que el martes 4 de abril se presentaron a trabajar con una camiseta de protesta que decía “Si tocas a una, nos has tocado a todas”. Esa misma tarde, los programas informativos de Globo informaron que el actor había sido suspendido de su empleo por un periodo indeterminado.

Globo TV suspende a un actor estrella de sus telenovelas por acoso

En la denuncia, Tonani acusaba a Mayer de tocarle la entrepierna y decirle que la deseaba desde hacía tiempo. El actor leyó en el informativo Jornal Hoje una carta en la que admitía que sus bromas machistas “rebasaban los límites del respeto” y que su intención no era “ofender ni agredir”. Mayer, de 67 años, se escudó en de su diferencia de edad con Tonani, de 28. “Mi generación aprendió que es válido esconder actitudes machistas de bromas”. Anteriormente, en su defensa había asegurado que Tonani estaba confundiendo al actor con su célebre personaje, el misógino Tião Bezarra en su reciente éxito de audiencia A lei do amore.

Esto no impidió que el gesto de las camisetas desencadenara una feroz protesta en redes sociales, con los hashtags #MexeuComUma #MexeuComTodas. En ellas se celebraba que Tonani hubiese denunciado a un hombre más poderoso que ella. Sus compañeras también han aplaudido que se enfrentase a una cultura tóxica que, en su experiencia, está muy arraigada en su profesión. Cuenta la también figurante televisiva Michele Navarro: “Cualquier miembro del equipo se siente con derecho a abrazarte, pasarte la mano por el pelo. Si intentas protegerte te llaman aburrida o loca. No es la única con la que ese actor quiso llegar a ese extremo”.

Más información