Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS CRÓNICAS
INTERNACIONALES

Cien ministros para un país de 25 millones de habitantes

El presidente de Ghana nombra un Ejecutivo "elefantiásico” para hacer frente a “desafíos históricos”

El presidente de Ghana Nana Akufo-Addo durante una parada militar en Accra, este enero. Reuters-Quality

El nuevo Gobierno del recién elegido presidente de Ghana, Nana Akufo-Addo, tendrá 110 integrantes. Se trata del Gobierno más grande de la historia de la cuarta república del pequeño país africano, y se sitúa en el ranking de los más grandes del continente. Ghana, que tiene una superficie y una población equivalente a la mitad de España tendrá 40 ministros (cuatro sin cartera), 50 viceministros y 20 ministros regionales. Akufo-Addo ha defendido que se trata de una inversión necesaria para hacer frente a algunos de “los desafíos” más grandes de la historia del país: “Vienen a trabajar para la gente de Ghana, no a estar de vacaciones”. El nuevo Gobierno supera en tamaño a uno de los Gabinetes más grandes hasta este momento, según los medios locales: el de Vicente Ehate Tomi, el ex primer ministro de Guinea Ecuatorial que gobernó hasta junio de 2016 con un Ejecutivo nacional y regional de 86 personas.

“La repartición de los mandos y la creación de nuevas carteras suele responder a la exigencia de dividir el poder entre los distintos movimientos que apoyan a un candidato en la carrera electoral”, explica la coordinadora del Grupo de Estudios Africanos de la Universidad Autónoma de Madrid, Itziar Ruiz-Giménez. A las últimas elecciones de Ghana se presentaron 23 partidos, todos, menos dos, obtuvieron resultados irrisorios. Abogado de formación británica, Akufo-Addo es el líder del Nuevo Partido Patriótico (NPP) y arrebató el poder, con una diferencia de 8 puntos, al Congreso Nacional Democrático (NDC, en sus siglas inglés) el pasado diciembre, tras haberlo intentado anteriormente. En las elecciones anteriores, de 2012, no lo consiguió por un porcentaje muy reducido de votos  y tras unos resultados que generaron una controversias y protestas, hasta que la comisión electoral reconoció la victoria del candidato del NDC. Esta formación gobernó desde los años ochenta hasta los primeros años del presente siglo, para luego volver a ganar en 2008.

Ruiz-Giménez añade que la alternancia en el poder se suele considerar un elemento determinante para la salud democrática de los países del continente, ya que el asentamiento de regímenes pluralistas a lo largo de los años noventa en África no siempre pudo evitar que el poder siguiera concentrado en manos de unas élites reducidas. “No creo que los que han venido antes de mí hayan heredado los desafíos a los que tendrá que enfrentarse mi Gobierno. Estoy hablando de la deuda de 2.400 millones en el sector energético, del desempleo masivo, la tasa de crecimiento más baja de los últimos 20 años”, ha afirmado Akufo-Addo en una entrevista televisada en la que ha detallado que su Ejecutivo impulsará la “iniciativa privada” para que se empiece a “producir en Ghana”.

En el continente son cinco los Gobiernos que tienen entre 30 y 41 ministros. Algunos, como en el caso de Sudáfrica, gobiernan en países con una población que dobla la de Ghana (Sudáfrica tiene una población de más de 50 millones), mientras se registra una desproporción parecida en países como Camerún (41 ministros para algo más de 20 millones de personas) o Benín (con 31 ministros para algo más de 10 millones de personas). Casi la mitad de los viceministros han sido elegidos entre los parlamentarios, y su nuevo cargo, según ha explicado el presidente, no supondrá un incremento en el gasto público. Sin embargo, el problema de la desigualdad sigue siendo la clave del descontento de los habitantes de Ghana y de muchos otros países de África, según apunta Ruiz-Giménez.

Un viceministro recibe un salario de unos 14.000 cedis ghaneses (unos 3.000 euros) al mes, según los medios locales. El Gobierno anterior desató la indignación popular al aprobar una subida de los salarios hace cuatro años. El salario mínimo establecido por la ley es de entre 7 y 8 cedis ghaneses (unos dos euros) diarios. El ingreso medio per cápita de los habitantes de Ghana ha crecido de forma vertiginosa en los últimos 16 años, sin embargo se ha quedado en un cifras diez veces inferiores al salario de un viceministro. Desde 2002 ha pasado de los 280 dólares anuales (unos 250 euros) los 1740 de 2013, hasta bajar en los últimos tres años a 1480 (unos 1.332 euros) anuales según las estadísticas del Banco Mundial. Akufo-Addo ha defendido que si su mandato tendrá éxito, las polémicas sobre el número de ministros serán olvidadas. Sin embargo, George Lawson, vicesecretario general del NDC, denunció que el número de los cargos a la intención “de dar trabajo a los amigos”.

Durante el último año del Gobierno del NDC, Ghana ha registrado un progresivo empeoramiento en la percepción de la corrupción. Según el último índice de la organización Transparencia Internacional, Ghana se sitúa actualmente en la posición 70 de 176 países. Según se lee en el informe el tema de la corrupción ha sido uno de los más candentes durante la campaña electoral. “El descontento refuerzan las lógicas ciudadana que exigen derecho que el Estado no otorga”, concluye Ruiz-Giménez. La oposición tachó de “elefantiásico” el nuevo Gobierno de Akufo-Addo. El símbolo del partido es justo un elefante sobre un fondo blanco negro y rojo que ahora quiere que Ghana, según declaró el presidente en un discurso hace unos días, salga de la ayuda internacional.

Más información