El Gobierno mexicano se moviliza para proteger a los migrantes en EE UU

El presidente y el Gabinete comunican los derechos de los mexicanos ante la policía de inmigración

Mexicanos en la garita de San Ysidro, en la frontera con Estados Unidos.
Mexicanos en la garita de San Ysidro, en la frontera con Estados Unidos.SANDY HUFFAKER (AFP)
Más información

El Gobierno de Enrique Peña Nieto ha detectado “un cambio en las prioridades” de la presidencia de Donald Trump en su trato a los migrantes mexicanos. El secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, aseguró que la red consular mexicana en Estados Unidos ha registrado un incremento en las llamadas con preguntas y dudas sobre los procedimientos para actuar frente a la policía de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés). Sin embargo, el canciller dijo que el repunte en las expulsiones no se ha notado en los 11 puntos terrestres utilizados para deportar a extranjeros. “Se mantiene en las mismas tendencias del año pasado, incluso ligeramente por debajo”, dijo el funcionario.

Las autoridades temen que las deportaciones registren un aumento masivo. Por ello han puesto en marcha una campaña de información para defender los derechos de sus connacionales en Estados Unidos. Videgaray dijo este lunes en una entrevista con Televisa que el caso de la mexicana Guadalupe García de Rayos, deportada el 9 de febrero tras vivir 22 años en Arizona, demuestra el endurecimiento de Trump hacia la inmigración ilegal. El canciller aseguró que el proceso de repatriación fue “más rápido” y no dio tiempo de que el cónsul mexicano se apersonara en la zona para asistir a la mujer de 36 años, casada y con dos hijos estadounidenses.

El cambio en la Casa Blanca ha convertido a migrantes como García de Rayos, que no eran prioritarios para la deportación en el Gobierno de Barack Obama, en los nuevos objetivos de la policía de ICE. La mexicana había sido fichada en 2009 por utilizar un número falso de seguridad social para poder trabajar. El jueves fue detenida cuando asistió a la oficina de ICE a firmar para reportar su situación.

A lo largo de este fin de semana, el Gobierno intensificó una campaña para que los mexicanos sepan cómo actuar ante la policía de inmigración. El presidente Peña Nieto y varios secretarios de Estado han difundido la imagen de #PasaLaVoz en sus cuentas de Twitter y Facebook. La Secretaría de Relaciones Exteriores asegura que los mexicanos en Estados Unidos pueden recibir asesoría en el teléfono 1-(855)-463-6395. También pueden descargar en los teléfonos inteligentes la aplicación MiConsulmex sin costo, que proporciona información sobre los 50 consulados que tiene México en Estados Unidos.

La cancillería sugiere a los cinco millones de mexicanos indocumentados que viven en Estados Unidos tener un “abogado confiable de migración”. Las autoridades recomiendan a los inmigrantes no dejar entrar a la policía de inmigración a su casa a menos que tengan una orden judicial de arresto o registro “con el nombre, la dirección y la firma de un juez”. Los agentes deben mostrar la orden por la ventana.

Tras una detención, el Gobierno mexicano recomienda a sus ciudadanos guardar silencio, no revelar la situación migratoria, pedir hablar con el consulado mexicano más cercano, no firmar ningún documento, solicitar un intérprete y derecho a fianza, además de abstenerse a entregar documentación falsa a las autoridades estadounidenses.

Videgaray admitió que los consulados de México en el este de Estados Unidos, en Carolina del Norte y Carolina del Sur, han detectado “operativos muy aparatosos” contra los inmigrantes. Otro similar fue registrado en Nueva York. La semana pasada, la oficina de ICE informó de que 90 de 350 extranjeros indocumentados eran mexicanos. La mayor parte de las detenciones fue realizada en Georgia, la zona metropolitana de Los Ángeles y las Carolinas. El canciller pidió reportar a los consulados los casos de “aparente abuso de autoridad o de maltrato”. Las autoridades han pedido a los indocumentados apuntar el nombre y el número de placa de los agentes de inmigración que hicieron las detenciones.

El esfuerzo es el más reciente del Gobierno mexicano para enfrentar el endurecimiento de las políticas migratorias de Washington. En días anteriores, Peña Nieto había acordado con el Congreso destinar 1.000 millones de pesos (49 millones de dólares) recaudados por recortes de austeridad a los consulados en Estados Unidos. La Administración también ha simplificado los trámites de validación de estudios para todos los mexicanos que regresan al país con títulos de universidades extranjeras.

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard

Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción