Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ELN libera a Odín Sánchez para dar inicio a nuevo proceso de paz en Colombia

La segunda guerrilla del país comenzará a negociar con el Gobierno el próximo 7 de febrero

Odín Sánchez
Odín Sánchez, en una imagen del pasado diciembre antes de ser liberado.

El ELN ha liberado la mañana del jueves al excongresista Odín Sánchez Montes de Oca, secuestrado desde abril de 2016. Con esta decisión, la segunda guerrilla de Colombia desbloquea las negociaciones para iniciar la fase pública de su proceso de paz con el Gobierno, que debía haber comenzado el pasado octubre y que finalmente lo hará el próximo 7 de febrero. Sánchez Montes de Oca se había canjeado por su hermano Patrocinio, exgobernador del Chocó, por razones de salud y en cautiverio desde agosto de 2013. A las 9.30 de la mañana (hora de Colombia) Sánchez hablaba por teléfono con medios locales para confirmar que ya estaba en el helicóptero del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), saliendo de las selvas del Chocó, departamento en el oeste del país, rumbo a su libertad en la ciudad de Quibdó. Tras pasar por una revisión médica, Sánchez ha explicado que tiene "cositas que son de quirófano, pero la salud mental, la psicológica y espiritual es envidiable”.

“El ELN cumple su palabra de liberar a Odín Sánchez (...). El 31 de enero comenzó el protocolo de liberación, el 1 de febrero se suspendieron las operaciones militares”, había adelantado días antes alias Uriel, uno de los dirigentes de la guerrilla. La comisión humanitaria responsable de esta liberación ha estado liderada por el CICR y han participado dos integrantes de la delegación de paz de la insurgencia, una persona del Ejecutivo y representantes de los países garantes que participan en estas conversaciones. Al mismo tiempo, otra comisión recibe a Nixon Cobos y Leivis Valero, dos combatientes de la guerrilla que serán indultos y participarán en la mesa de negociaciones. El segundo requisito para que comenzara el proceso de paz.

Un día antes de la liberación, el canal de noticias de Medellín Análisis Urbano emitió un vídeo, con varios cortes de edición, en el que el excongresista, rodeado de nueve captores armados con fusiles, mandaba un mensaje de tranquilidad a su familia. Odín Sánchez aseguraba que estaba recibiendo un buen trato y que se encontraba en buen estado de salud.

La historia del intercambio de los hermanos Sánchez Montes de Oca comenzó la mañana del pasado 3 de abril cuando uno de los jefes del frente occidente del ELN se acercó a Patrocinio Sánchez, de 53 años, muy frágil de salud, y le dijo lo que llevaba queriendo escuchar desde que fue secuestrado en agosto de 2013: quedaba libre de las cadenas que le atenazaban. Al exgobernador del Chocó, en el Pacífico colombiano, una de las regiones más deprimidas del país y golpeadas por el conflicto, le pidieron que guardara silencio, que no comentase que su rapto había sido por dinero. Y que, ni por asomo, revelase que había sido canjeado por su hermano Odín Sánchez, de 60 años y presuntamente relacionado con el paramilitarismo en la zona.

Ni las autoridades ni la misma familia Sánchez Montes de Oca han podido explicar cómo se hizo el cambio, cómo dejaron ir a Patrocinio a cambio de retener a su hermano. Odín, en declaraciones a la radio W, ha contado que el canje se hizo en el río San Juan, en el Chocó. "Eso es la antesala del tercer mundo", ha dicho. “Yo me enteré cuando me soltaron. No sé quién pidió ese canje. Mi familia sabía que yo estaba muy mal de salud”, explicaba Patrocinio, de 54 años, en una entrevista con EL PAÍS. Cuando salió de la selva pesaba menos de 50 kilos, sufría de cálculos en la vesícula. “Estaba muy enfermo”, repite. “Yo recuerdo las Navidades que pasé allá. Las horas parecían eternas, el aislamiento es casi total. No hay medicamentos, es duro”.

Patrocinio, quien además de gobernador, fue alcalde de Quibdó (capital del Chocó) y por irregularidades en contratos durante su mandato fue condenado a 18 meses de prisión por la Corte Suprema de Justicia. La misma instancia señaló que Odín brindó apoyo a las Autodefensas Unidas de Colombia (grupo armado de derecha) y por eso estuvo en la cárcel.

El resto de secuestrados

La primera condición que el Gobierno de Juan Manuel Santos impuso a la guerrilla del ELN para comenzar las negociaciones de paz fue que liberaran a todos los secuestrados que tenían en su poder. De esta primera gran exigencia, aunque se desconocía el número exacto de personas raptadas, el Ejecutivo pasó a exigir únicamente la puesta en libertad del excongresista Odín Sánchez.

A pocos días de que comience la fase pública del proceso de paz, el ELN ha secuestrado al soldado Fredy Moreno Maecha y no ha liberado al resto de personas que tiene en su poder. La guerrilla anunció en su cuenta de Twitter @ELN_RANPAL, que su Frente de Guerra Oriental había capturado al soldado "de civil, en zona de operaciones militares, realizando actividades de espionaje". El Ejército había perdido su rastro el 23 de enero en el departamento de Arauca, que limita con Venezuela.

Más información