Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS CRÓNICAS
INTERNACIONALES

Los falsos tuits de Trump que fascinan a China

Una empresa crea una aplicación para imitar los tuits de la cuenta privada del presidente de EE UU

Imagen de la cuenta oficial de Twitter del presidente Trump.
Imagen de la cuenta oficial de Twitter del presidente Trump. GETTY IMAGES

Twitter está, como muchos otros sitios web populares en Occidente, censurado en China. Eso no es obstáculo para que muchos internautas chinos se sientan fascinados por las opiniones, los anuncios y las noticias —falsas o no— que vierte a diario, con su peculiar estilo bravucón, el nuevo presidente de EE UU, Donald Trump, en esta red social. Tanto, que una aplicación que imita los tuits presidenciales hasta el último detalle —o que produce “tuits alternativos”, por usar el lenguaje de la nueva Casa Blanca—, se ha convertido en un éxito instantáneo.

La aplicación, lanzada hace menos de una semana, es idea de Jike, una start-up tecnológica de Shanghái, y permite a sus usuarios crear mensajes que parecen enviados desde la cuenta personal de Trump. El resultado final, como los mensajes auténticos, muestra el pseudo-tuit acompañado del avatar del nuevo presidente, el momento del envío y una copia del sello de verificación de Twitter.

La aplicación permite a sus usuarios crear mensajes que parecen enviados desde la cuenta personal de Trump

Los mensajes, en mandarín o en inglés, remedan el estilo de comunicación de Trump, su abundante uso de las mayúsculas, sus exclamaciones o su uso del adjetivo como última palabra. “Hagamos a América Gran Bretaña de nuevo”, reza alguno de los difundidos por las redes sociales chinas. “Un anciano chino dijo una vez, dedícate a tu país, no importa lo que venga después, que sea bueno o malo ¡Gran verdad!”, apunta otro. Según ha declarado la compañía a la agencia Associated Press, en sus primeros cuatro días en funcionamiento los usuarios ya habían producido más de un millón de mensajes.

Muchos se dedican a felicitar el Año Nuevo lunar, comenzado el pasado sábado y cuyas celebraciones continuarán hasta el día 11. “Querido club de fans de Trump, os deseo un feliz año nuevo. Me temo que habrá muchas felicitaciones, y las mías pasarán desapercibidas… así que he decidido enviaros mi mensaje ya”, se lee en uno de los mensajes en mandarín.

Las bromas con que los internautas chinos contrastan con la beligerancia hacia este país que, en ocasiones, han mostrado el nuevo inquilino de la Casa Blanca y miembros de su administración, en entrevistas y en tuits. Entre otras cosas, Trump ha amenazado con abandonar la política de “Una Sola China” para acercarse a Taiwán si Pekín no hace concesiones comerciales.

Según la compañía, en sus primeros cuatro días en funcionamiento los usuarios ya habían producido más de un millón de mensajes

Son comentarios que han irritado a Pekín, que ya antes de la investidura reclamaba al entonces presidente electo que tuviera cuidado con sus mensajes relativos a China, estuvieran comunicados en 140 caracteres o no.

Aunque en la segunda potencia mundial, la incontinencia mensajera del nuevo líder estadounidense, y la confusión y divisiones que han generado sus declaraciones e iniciativas, también ha aportado ciertas ventajas. Desde la controvertida campaña electoral, los medios estatales han aprovechado para arremeter contra el modelo de democracia occidental. “La emergencia de la crisis social del capitalismo es la prueba más actualizada que demuestra la superioridad del socialismo y el marxismo”, sostenía el Diario del Pueblo, el periódico del Partido Comunista de China, el fin de semana de la investidura de Trump.

Más información