X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

El asesinato de una embarazada de 15 años por dos menores conmociona Argentina

La mataron de un disparo en un robo cuando esperaba el autobús para ir al ginecólogo

El momento en que Emilio es trasladado por la policía. Ministerio Seguridad

Los asesinatos de adolescentes a manos de otros chicos de su edad están creando un enorme impacto y un gran debate social y político en Argentina, tanto que el Gobierno ha prometido cambiar la legislación para rebajar la edad penal de los 16 años actuales a 14. Primero, el caso de Brian Aguinaco, el adolescente de 14 años muerto de un disparo en el rostro que le propinó un joven de 15 en el barrio de Flores en un robo. El último caso empeora aún más las cosas. Hace 10 días, una joven embarazada de apenas 15 años fue asesinada en la localidad de Ingeniero Budge, en la provincia de Buenos Aires, frente a su madre, mientras esperaban el autobús, en otro robo. Este jueves la policía detuvo a los dos principales sospechosos y el escándalo crece al conocerse que tienen 14 y 15 años, Diversos expertos aseguran que las bandas están utilizando a los menores como carne de cañón para los robos en moto ya que la mayoría de los jueces los dejan el libertad inmediatamente.

El pasado 17 de enero, Jenifer Trillo Juli y su madre esperaban el autobús para concurrir a un control ginecológico en la capital. Con apenas 15 años, la joven estaba embarazada de cinco meses. Su madre, destrozada, aseguraba que "estaba estudiando y llena de vida" y pensaba hacerse cargo del hijo con su novio. Pasadas las siete de la mañana, dos ladrones interceptaron a las mujeres y uno de ellos, según testigos presenciales, abordó a la chica desde atrás y le sujetó la mochila que llevaba en su espalda. Le dio un culatazo muy fuerte para quitársela. La adolescente cayó desplomada y el atacante se llevó su mochila, aunque la soltó a los pocos metros. La pericia también habla de un disparo que Jenifer habría recibido una vez en el piso. El suceso causó profunda conmoción en la opinión pública, que todavía no salía del horror generado tras la muerte de Brian Aguinaco, en el barrio porteño de Flores, otro adolescente de 15 años también asesinado por un menor, de 15, que fue declarado inimputable y enviado a Perú con su abuelo.

Desde el asesinato de la adolescente embarazada, la policía buscaba a los autores, y al localizar a los dos principales sospechosos el escándalo ha crecido en Argentina porque tienen 14 y 15 años. Después de seis allanamientos en los partidos de Esteban Echeverría y Lomas de Zamora (a una hora de la ciudad de Buenos Aires) se logró la detención del joven de 15 años –Emiliano-, quien poseía dos teléfonos móviles que fueron secuestrados como evidencia.

El otro sospechoso –Lautaro- fue entregado por su padre a la brigada de investigaciones de Lomas de Zamora. Ambos quedaron a disposición de la justicia, que ahora deberá resolver que hacer, habida cuenta de que ambos son inimputables. La policía también precisó que hay un tercer cómplice que sigue prófugo.