Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caen por segundo año consecutivo las deportaciones de mexicanos desde Estados Unidos

La cifra de expulsiones de todos los inmigrantes indocumentados es la más baja desde 2007

La frontera entre San Diego y Tijuana, el pasado sábado
La frontera entre San Diego y Tijuana, el pasado sábado AFP

Las deportaciones de inmigrantes indocumentados siguen su tendencia a la baja en Estados Unidos. La cifra total de expulsiones cayó en 2015 por segundo año consecutivo y fue la más baja desde 2007, según las últimas estadísticas del Gobierno estadounidense. El descenso afecta especialmente a los inmigrantes mexicanos, que aún así suponen la mayoría de las deportaciones. Les siguen, a mucha distancia, guatemaltecos, salvadoreños y hondureños.

El Gobierno de Barack Obama expulsó en el año fiscal 2015 a 333.341 inmigrantes indocumentados (242.456 mexicanos), según las estadísticas divulgadas la semana pasada por el Departamento de Seguridad Interior. Es un 20% menos que el año anterior. En 2014, el total de expulsados alcanzó las 414.481 personas (275.911 mexicanas). Un año antes, los mexicanos deportados rondaban los 314.000.

Para encontrar el último antecedente de una cifra más baja del conjunto de expulsiones de indocumentados hay que remontarse a 2007 con unas 319.000. El presidente entonces era el republicano George W. Bush.

El descenso de los últimos dos años refleja un viraje en la estrategia de Obama, que ha sido apodado el “deportador en jefe” por ser el presidente estadounidense que más inmigrantes ha expulsado, lo que ha golpeado su imagen entre los latinos. Desde 2009, cuando llegó el demócrata a la Casa Blanca, han sido deportados alrededor de 2,7 millones de personas. Con Bush, fueron unas dos millones.

El futuro presidente estadounidense, el republicano Donald Trump ha anunciado que deportará a entre dos y tres millones de indocumentados con antecedentes delictivos. En campaña, hizo de la retórica antiinmigración una de sus principales señas de identidad: prometió construir un muro fronterizo con México y expulsar a todos los 11 millones de indocumentados que se calcula hay en EE UU.

Entre los motivos que se barajan para explicar el descenso de expulsiones, está la menor actividad de la patrulla fronteriza. Este año, ha capturado a unas 408.000 personas, una las cifras más bajas desde los años setenta, según un análisis del centro demoscópico Pew.

Otro factor es la caída generalizada de la inmigración tanto autorizada como no autorizada. Entre 2008 y 2014, según Pew, más mexicanos retornaron a su país desde EE UU que los que se trasladaron de México al vecino del norte.

Caen por segundo año consecutivo las deportaciones de mexicanos desde Estados Unidos

También influye la decisión de la Casa Blanca de priorizar el año pasado la deportación de personas condenadas por un delito, junto al hecho de que más comunidades locales han decidido no participar en las expulsiones.

El análisis de las deportaciones de los últimos 15 años es un termómetro que ayuda a calibrar el alcance del flujo migratorio entre México y EE UU, y las decisiones políticas de la primera potencia mundial sobre el control de su frontera sur. Tras un ascenso continuo de las expulsiones durante siete años, estas se redujeron en 2010. Subieron con fuerza al año siguiente hasta alcanzar un récord histórico de unas 435.000 en 2013, el mismo año en que se debatía en el Congreso de Washington una reforma del sistema migratorio, apoyada por Obama pero que acabó naufragando.

Ante la ausencia de estadísticas completas, algunos datos apuntan a cambios de tendencia de fondo. México se mantiene como el primer país de origen de la población extranjera en EE UU (un 28% del total en 2013) y también de los inmigrantes indocumentados que cruzan la frontera.

Pero, según cifras de 2014, el flujo de inmigrantes mexicanos entre los dos países está en su cota más baja desde los años noventa fruto sobre todo de un descenso de la inmigración hacia EE UU, ya sea por motivos económicos o de mayor vigilancia fronteriza. Entre 2009 y 2014, alrededor de un millón de mexicanos, incluidos sus hijos nacidos en EE UU, retornaron a su país de origen. En ese mismo período, unos 870.000 mexicanos se trasladaron a EE UU. Es decir, fueron más los que volvieron que los que se fueron.

Más información