Detenido en Ciudad de México el "probable" asesino de los curas de Veracruz

Tras robar un automovil fue capturado después de una persecución

Imagen de los sacerdotes asesinados en Poza Rica
Imagen de los sacerdotes asesinados en Poza Rica

Las autoridades de la Ciudad de México anunciaron la captura de uno de los “probables” asesinos de los dos sacerdotes aparecidos muertos en Veracruz el mes pasado.

La captura del implicado, de acuerdo con el comunicado de la Procuraduría, se dio gracias a una mezcla de eficacia policial, coordinación entre estados y casualidad. Su detención acerca la posibilidad de reconstruir la impactante muerte de dos párrocos en Poza Rica, Veracruz, que aparecieron arrojados en una cuneta con el tiro de gracia y las manos atadas.

Más información

El jueves pasado la policía del Distrito Federal detuvo a dos hombres identificados como Luis Alberto de 33 años y Carlos Alberto de 20, después de haber robado con violencia a una pareja su automóvil mientras esperaban en un semáforo en la avenida Azcapotzalco, colonia El Recreo.

Primero, el asaltante se detuvo en la parte trasera del automóvil y apuntó a los pasajeros con un arma de fuego. Luego se dirigió hacia el conductor y le apuntó en la cabeza, le exigió que se bajara del auto, dejara sus pertenencias y le diera la llave.

El dueño del vehículo logró pedir ayuda y poco después la policía encontró el auto abandonado en una de las calles de colonia La Preciosa.

Foto de los detenidos
Foto de los detenidosPGJ

Cuando la policía y el denunciante recorrían la zona “vieron a dos hombres que caminaban sobre la calle Constitución y que coincidían con las características físicas de los detenidos, así como la vestimenta descrita por el agraviado. Los dos hombres intentaron huir, pero se logró detener a uno de ellos, mientras que el segundo fue arrestado con el apoyo de otra patrulla” dijo la Fiscal Penélope Rojas.

"Al ser identificado se descubrió que uno de los imputados contaba con una orden de aprehensión pendiente (...) por el delito de secuestro agravado de dos hombres, quienes en vida fueron sacerdotes", señaló la fiscal.

Según la prensa local un grupo especial de detectives de Policía Ministerial de Veracruz se encuentran en la Ciudad de México pendientes al trámite de colaboración entre fiscalías.

Los cadáveres de los párrocos de Poza Rica, Veracruz, Alejo Nabor, de 50 años, y José Alfredo Juárez, de 28, aparecieron tiroteados en una cuneta el 20 de septiembre. Ambos habían sido secuestrados junto con el chófer de la iglesia, quien logró escapar y dar aviso. El padre Juan Jaimes, compañero de ambos en Veracruz, apuntó al robo como motivo del homicidio. “Ellos fueron víctima más de la ola de violencia generalizada que nos afecta a todos los veracruzanos”, explicó a EL PAÍS después de comprobar que el despacho de los religiosos estaba revuelto.

México es el país más peligroso para ser sacerdote en América Latina

El homicidio sacudió nuevamente la convulsa Veracruz que, a la ola de homicidios, suma el temor que se extiende entre sus religiosos. El hallazgo de los cuerpos coincidió con el asesinato de otro sacerdote, Alfredo Sánchez, en Michoacán, tercero en una semana.

México es el país más peligroso para ser sacerdote en América Latina, según un informe del Episcopado. En la última década 40 religiosos han sido asesinados en el país, y las entidades que lideran las agresiones son, precisamente, Guerrero, Veracruz, Michoacán, la Ciudad de México y Chihuahua.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción