Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia desarticula el primer comando de mujeres yihadistas

El fiscal Molins asegura que estaban "teledirigidas" desde Siria por miembros del ISIS

Agentes franceses durante la redada en Boussy-Saint-Antoine.

Por vez primera en Europa, la policía ha desarticulado “un comando de jóvenes mujeres” islamistas radicales cuyo objetivo “era cometer un atentado”, como explicó ayer el fiscal de París, François Molins. La operación se ha desarrollado tras el hallazgo el domingo de un coche con seis bombonas de gas en las inmediaciones de Notre Dame de París. Hay seis mujeres detenidas y un hombre. Interior cree que preparaban un atentado en una estación de ferroviaria de París

Las detenidas estaban “teledirigidas por individuos del ISIS (Estado Islámico) que están en Siria". En Boussy-Saint-Antoine, al sur de París, se han registrado los principales arrestos: Ines M, de 19 años; Sarah H, de 23, y Ahmel S, de 29. La policía les intervino tres cuchillos y material incendiario.

Ines llevaba en su bolso una carta de lealtad al ISIS. Resultó herida de bala en una pierna por disparos de un agente después de que ella alcanzara en la espalda levemente con un cuchillo a otro policía sobre el que se lanzó al verse descubierta. Su compañera Sarah también intentó apuñalar a otro agente. Las dos habían intentado viajar a Siria y la policía lo sabía.

La joven de 19 años tenía las llaves del Peugeot 607 en el que estaban las bombonas. Es propiedad de su padre, un hombre con cinco hijas y residente en Saint-Denis (París), quien dijo a la policía el lunes que Ines había desaparecido y que creía que intentaba llegar a Siria.

Entre los detenidos hay relaciones familiares y sentimentales cruzadas, incluso con autores de recientes atentados. El fiscal sostiene que las detenidas estaban conectadas con el asesinato en junio de un agente y su mujer en Yvelines, cerca de París, y de un sacerdote en julio en Normandía. Sarah tuvo una relación sentimental con Larossi Abbala, asesino del policía y su mujer y muerto a tiros por la policía. A la muerte de Abbala, Sarah entró en relación con Adel Kerniche, autor del asesinato del cura.

La joven se disponía ahora a casarse con un hombre de 34 años, hermano de un detenido en relación con el doble asesinato de Yvelines. Ese hombre fue arrestado el martes en el sureste de Francia cuando viajaba a España con una mujer de 29 años. Un hermano del hombre también fue detenido el miércoles cerca de París, junto con otra mujer, ambos de 22 años.

Una de las detenidas intentaba llegar a Siria, según creyó su padre

Ayer, en el barrio parisino de Clichy sur Bois, fue arrestada otra niña de 16 años, hermana de Ines M., porque la policía también la relaciona con el Peugeot.

De acuerdo con los datos conocidos hasta este viernes, las detenidas buscaban venganza por la muerte de sus amigos, conocidos o novios. Además, la emisora RTL dice que las detenidas intentaban vengar la muerte reciente de Mohamed Al Adnani, portavoz del ISIS conocido como "el ministro de los atentados". Desde Siria, donde falleció en un bombardeo de la coalición internacional, coordinaba ataques yihadistas en Europa.

En esa "teledirección desde Siria, la policía ha descubierto que las detenidas habían enlazado con otro miembro del ISIS en Siria o Irak que habitualmente da instrucciones para cometer atentados y que Ines había jurado por carta lealtad a los yihadistas.

Se trata de Rachid Kassim, originario de la localidad francesa de Roanne (Ródano Alpes). La policía lo considera instigador de varios atentados, algunos evitados y otros no. Uno de los consumados fue el que costó la vida al sacerdote de Normandía.

Pese a todo, sigue abiertas muchas incógnitas sobre el coche con bombonas. Fue abandonado de noche en medio de una calle, sin matrículas y con las luces encendidas. Las bombonas no estaban conectadas a ningún dispositivo para hacerlas estallar.

De otro lado, y pese a que Francia se encuentra en estado de máxima alerta, acaba de desaparecer del radar policial el argelino Merouane Benahmed, un presunto islamista radical ya relacionado con numerosos atentados e intentos de atentado en Argelia y París.

La policía pierde la pista de un islamista radical artificiero que estaba bajo control diario

Estaba desde diciembre de 2015 en residencia forzosa en el departamento de Mayenne, al noroeste del país, pero el jueves no se presentó a su obligada cita en la brigada de la gendarmería de la zona. En su apartamento no ha quedado ninguna de sus pertenencias.

Residente en Francia desde los años noventa, Menahmed, considerado uno de los principales artificieros del GIA (Grupo Islámico Armado, de Argelia), fue condenado a muerte en su país de origen como presunto autor de atentados. Francia rechazó su extradición y fue juzgado y condenado en París por participar en una red que enviaba combatientes islamistas a Chechenia.

Durante el juicio, en 2006, se difundieron informaciones que lo relacionaron con intentos de atentados previstos en 2001 y 2002 en zonas simbólicas de París, como la torre Eiffel o centros judíos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información