Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clinton insiste en su inocencia horas después de ser interrogada por el FBI

La candidata demócrata defiende en una entrevista de MSNBC que “nunca” recibió ni envió material clasificado

Hillary Clinton rechazó hacer especulaciones sobre el resultado de la investigación del FBI horas después de ser interrogada por sus agentes en Washington. La candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos declaró en una entrevista con la cadena MSNBC que estaba “impaciente” por colaborar con la agencia que estudia si cometió una negligencia durante su etapa al frente del Departamento de Estado.

La candidata demócrata en un acto electoral en San Francisco. AP

“Ofrecí hacerlo desde el pasado mes de agosto. Tenía muchas ganas y me complace haber tenido la oportunidad de ayudar al departamento a finalizar sus pesquisas”, afirmó Clinton en términos muy similares a los empleados por su campaña unas horas antes. La ex secretaria de Estado participó de manera "voluntaria", según su organización en una entrevista con el FBI que duró tres horas y media.

La agencia federal investiga desde hace más de un año si la candidata demócrata cometió un delito por negligencia al enviar información clasificada desde la cuenta de correo personal que manejó como secretaria de Estado. Ella lo niega, pero el hecho de que no emplease la cuenta designada por el gobierno federal y que su correo estuviera alojado en un servidor en el sótano de su casa de Nueva York le ha costado uno de los mayores obstáculos en su apuesta por llegar a la Casa Blanca.

“Nunca recibí ni envié material clasificado”, insistió Clinton este fin de semana tras hablar con el FBI. “Llevo contestando sus preguntas más de un año”, añadió. La candidata demócrata asegura que seguirá colaborando “todo lo que pueda” pero se atiene a lo que ha defendido durante todo este tiempo: que el uso de una cuenta personal fue un error y que es inocente.

MÁS INFORMACIÓN

El FBI puede tardar aún varias semanas en resolver el caso de los correos electrónicos, la mayor mancha en la campaña de la aspirante demócrata. La entrevista con Clinton tenía lugar este sábado, en un fin de semana en el que el país está más pendiente de su fiesta nacional del 4 de julio que de la actualidad electoral. Pero unos días antes su propio marido, el expresidente Bill Clinton, había vuelto a llamar la atención sobre el proceso al reunirse con la Fiscal General, Loretta Lynch.

“Fue un encuentro breve, casual, en el que no comentaron la investigación del Departamento de Justicia”, dijo Clinton, que admitió haberse enterado de la reunión a través de los medios. La demócrata reconoció que “muchos lo ven de otra manera” y que tanto su esposo como la Fiscal General —responsable última de la investigación en curso— han asegurado que no lo volverán a hacer. “Respeto el profesionalismo y la integridad de los agentes de Justicia que llevan este caso”, añadió.

El Comité Nacional Republicano, sin embargo, considera que el caso es “insólito” por tratarse de “la primera candidata a la presidencia que es interrogada en el marco de una investigación criminal”. Donald Trump, aspirante a la nominación republicana, declaró en Twitter que es “imposible que el FBI no recomiende presentar cargos” contra la candidata porque “lo que hizo está mal”.

La candidata sí cuenta con el respaldo del vicepresidente Joe Biden, que tampoco quiso especular sobre el resultado de la investigación. Biden sí declaró a la emisora de radio NPR que “es difícil creer que [Clinton] hiciese nada malo intencionadamente” y que “es con mucha diferencia la persona más cualificada para presidir Estados Unidos”. Esta semana, tanto el vicepresidente como el presidente Obama participarán en dos actos de la campaña demócrata.

Esa confianza, sin embargo, no ha llegado a los ciudadanos. Una encuesta publicada el pasado miércoles reveló que los estadounidenses encuentran más honesto y fiable a Trump (un 45%) que a Clinton (37%), según los datos de la Universidad Quinnipiac. “Sé que es algo en lo que seguiré trabajando y es una de mis claras prioridades”, reconoció la ex secretaria de Estado en MSNBC.

Cuando quedan apenas tres semanas para la celebración de la Convención Nacional Demócrata, en la que Clinton aspira a ver confirmada su nominación como candidata del partido, se desconoce aún si el FBI habrá concluido su investigación para esa fecha. Este fin de semana, la demócrata rechazó especular sobre el resultado de las pesquisas ni responder a las fuentes que aseguran que la agencia no recomendará presentar cargos contra ella.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información