Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere a balazos la viuda del asesinado cantante Valentín Elizalde, El Gallo de Oro

Matan de dos tiros en la cabeza a Blanca Vianey Durán Brambila delante de su hija de 14 años

Blanca Vianey Durán Brambila
Blanca Vianey Durán Brambila con su hija y el cantante Valentín Elizalde.

Blanca Vianey Durán Brambila tuvo nombre de canción y una vida áspera como los corridos. La viuda del legendario Valentín Elizalde, El Gallo de Oro, murió este lunes en Ciudad Obregón (Sonora). Dos disparos en la cabeza, según la procuraduría estatal, la sacaron de un mundo que nunca la trató bien.

Antes de morir, Blanca Vianey había enviudado dos veces a balazos. La primera fue el 25 de noviembre de 2006 en Reynosa (Tamaulipas). A las tres de la madrugada, su marido y padre de su primera hija salía de dar un concierto en el palenque de la Feria del Ganado, cuando tres hombres le acribillaron. Murió Elizalde, su chófer y su representante. En el suelo quedaron 67 casquillos y el rastro incierto de la venganza.

Valentín Elizalde, El Gallo de Oro.
Valentín Elizalde, El Gallo de Oro.

El asesinato nunca fue resuelto. La noche de la actuación, Elizalde había abierto y cerrado con uno de sus grandes éxitos: A mis enemigos. Un himno del cártel de Sinaloa y de su líder Joaquín Guzmán Loera, El Chapo. Hay quien especula que el gatillo lo apretaron sus rivales, Los Zetas, otros hablan de un marido ofendido y hasta hay quien apunta como detonante su negativa a cantar en la fiesta privada de un capo. Como tantas veces ocurre en las tierras del narco, la autoría quedó en la oscuridad. Y velado y llorado, la figura de Valentín Elizalde, autor de Vete con él, Te quiero así, Lobo domesticado y Soy así, entró en el extraño cielo de los músicos asesinados.

No acabaron ahí las desgracias de Blanca Vianey. En febrero de 2012, tras rehacer su vida, su segundo marido y padre de dos hijos fue ultimado a tiros a las puertas de su casa. Y ayer por la mañana, en la concurrida calle de Chihuahua, de Ciudad Obregón, le llegó el turno a ella. Frente a una conocida panadería, un hombre se le acercó y a plena luz le disparó dos veces en la cabeza. Luego huyó en un jeep Cherokee gris. La procuraduría aún no lo ha identificado ni ha aclarado el móvil. La hija de Blanca Vianey y El Gallo de Oro fue testigo del crimen. Tiene 14 años y, de momento, una vida marcada por la muerte.