Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kenji Fujimori no fue a votar por su hermana

El congresista más votado del Perú en 2016 decidió no favorecer a su hermana, con quien discrepa al estar en el lado ‘albertista’ del fujimorismo

Keiko Fujimori y su hermano Kenji en un acto de campaña el 2 de junio.
Keiko Fujimori y su hermano Kenji en un acto de campaña el 2 de junio. REUTERS

Kenji Fujimori representa visiblemente el sector más duro del fujimorismo desde el 2011, cuando fue por primera vez candidato al Congreso, con una campaña consistente en regalar ollas, bicicletas y cocinas en barrios pobres y asentamientos humanos. Esa forma de hacer política, clientelista, la bebió desde niño, como hijo menor del expresidente Alberto Fujimori, a quien acompañaba en viajes de inauguración de obras o de entrega de calzado o ropa para escolares, como si fueran regalos personales y no la presencia del Estado en un país en ruinas.

El congresista más votado del Perú en 2016 decidió este domingo no ir a votar por su hermana, con quien discrepa al estar en el lado ‘albertista’ del fujimorismo, que tiende a no reconocer los errores y delitos del Gobierno de 1990-2000 y que pide abiertamente que el reo deje la cárcel, pues considera que el juicio debe ser declarado nulo. La candidata Fujimori, en cambio, señala públicamente que de llegar al poder no intervendría a favor de su padre, quien cumple una condena de 25 años de prisión por crímenes de lesa humanidad y corrupción, que concluye en 2031.

El hermano menor de Keiko Fujimori desató un escándalo a fines de abril con un tuit: “La decisión es mía: sólo en el supuesto negado que Keiko no gane la presidencia yo postularé el 2021”, pese a que su hermana había dicho que nadie de apellido Fujimori se presentaría a los comicios cuando Perú cumple el bicentenario de su independencia. Ante las críticas, luego intentó aclarar: “De ni un solo tuit mío puede colegirse dinastía o Gobierno hasta el 2026. En ellos digo que postularía en el supuesto negado que Keiko no gane”.

La candidata de Fuerza Popular enfatizó en su campaña que no pretende la reelección, una carga pesada como herencia de su padre, quien aprobó una ley para contravenir la Constitución y postular en tres períodos entre 1990 y 2000.

Sin embargo, la líder Fujimorista reconvino a su hermano, y éste luego volvió a la carga en la misma red social: “Más allá de los malos entendidos, me alegra ver que mi hermana demuestre que no se casa con nadie”.

En diciembre, los hermanos también tuvieron discrepancias públicas sobre la campaña, cuando la postulante fujimorista anunció que antes de incluirlos en la lista al Congreso, evaluaría a los parlamentarios fujimoristas que son figuras políticas desde los años 90 en el entorno más próximo de su padre. Kenji los defendió argumentando que debían aprovechar su experiencia: “No ver la diferencia entre congresistas nuevos y antiguos es no diferenciar entre expertos y novatos”, dijo en Twitter.

Más información