Más de 4.000 migrantes rescatados y un nuevo naufragio con decenas de muertos en el Mediterráneo

La Guardia Costera italiana rescata a 88 de los ocupantes de la embarcación

Imágenes del naufragio de una barca con migrantes este miércoles.

El drama migratorio aumenta en el Mediterráneo Central. Este jueves un barco procedente de Libia ha naufragado y se teme que haya decenas de desaparecidos. Se trata del segundo hundimiento en menos de 48 horas. Desde el lunes, más de 11.000 personas han sido socorridas por la Guardia Costera italiana y otros cuerpos de rescate y vigilancia comunitarios.

A lo largo de la jornada, los guardacostas italianos coordinaron un total de 22 operaciones de rescate para salvar a estas más de 4.000 personas. En ellas participaron dos embarcaciones españolas (la fragata Reina Sofía, perteneciente al dispositivo comunitario en el Mediterráneo EUNAV FORMED y una nave gestionada por la agencia europea de control de fronteras exteriores, Frontex). Junto a ellas, siete unidades de la Guardia Costera italiana, una unidad naval de la ONG Sea Watch, tres mercantes y cuatro remolcadores.

Más información
Libia recupera 90 cuerpos del naufragio de una barcaza de migrantes
“Perdí la cuenta de los muertos a partir del número 20”
El desafío migratorio desborda a los Gobiernos de la Unión Europea

La más complicada fue la operación de socorro a un barco que se hundió a 35 millas de las costas libias. En él viajaban más de un centenar de migrantes, pero sólo 88 fueron rescatados. Los guardacostas ni siquiera se pudieron detener a recuperar los cadáveres porque había decenas de personas en el mar a las que asistir. Aunque la cifra de desaparecidos se desconoce, se teme que entre 20 y 30 personas hayan muerto, según un portavoz de la misión naval de la UE. Uno de los supervivientes es un niño de cinco años que fue trasladado de urgencia con hipotermia en un helicóptero a la isla italiana de Lampedusa para recibir atención médica. 

¿Conoces Refugio del Sonido? Colabora online con Médicos Sin fronteras en esta crisis. Descarga aquí por solo 2.95€ cada disco de la colección de EL PAÍS. Todos los beneficios serán donados a esta causa.

Una niña ha llegado este miércoles a la isla siciliana de Lampedisa después de que su madre desapareciera en el naufragio de ayer en el Mediterráneo. La niña, que con su historia ha conmocionado las redes sociales, se encuentra en buen estado de salud, según ha explicado el propio médico, Pietro Bartolon, en Facebook. "Le hemos dado leche y cambiado la ropa. Estaba ligeramente deshidratada pero ya está bien". La menor ha sido trasladada a un centro de acogida y, a partir de ahora, se pondrán en marcha los trámites para su adopción, aunque el propio doctor ha dicho que querría ser su padre adoptivo.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS