Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un centenar de muertos en varios atentados del ISIS en Siria

Al menos siete bombas explotan en ataques simultáneos en dos ciudades controladas por El Asad, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos

Un soldado sirio y civiles este lunes tras las explosiones que golpearon la ciudad siria de Tartous. REUTERS

Una serie de atentados terroristas han causado este lunes al menos 78 muertos y más de un centenar de heridos en las ciudades costeras sirias de Latakia y Tartous. El Estado Islámico (ISIS por sus siglas en inglés) ha reivindicado poco después la autoría de esta cadena de ataques, los peores que ha sufrido este bastión alauí, controlado por el régimen de Bachar el Asad desde el inicio del conflicto. El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, ha cifrado el número de víctimas en 142, en el que se considera el ataque terrorista más sangriento desde que el pasado 27 de febrero se selló en Ginebra un alto el fuego parcial con la mediación de la ONU.

El ataque de Tartous de este lunes se ha producido sobre las 9.30 de la mañana (8.30 en la península) en la estación de autobuses central, situada a la entrada de la ciudad. A la primera explosión de un coche bomba le han seguido otras dos provocadas por suicidas, que han causado más víctimas entre aquellos que acudieron a asistir a los heridos. “Hay 38 muertos y restos de al menos tres personas más. Hemos recibido 45 heridos”, ha informado por teléfono el responsable de comunicación de Tartous.

El atentado ha causado la muerte de numerosos niños y jóvenes, que se dirigían a los colegios y universidades en época de exámenes. “Estábamos llegando a la estación y oímos las explosiones, así que nuestro autobús dio media vuelta”, explica también por teléfono desde Tartous Maruan G., estudiante de derecho de 20 años, que habita un poblado cercano. La televisión estatal siria mostraba imágenes en bucle de coches y autobuses calcinados en el lugar del ataque. Por su parte, fuentes internas de seguridad siria aseguran a EL PAIS que han arrestado a un cuarto suicida cuyo cinturón de explosivos no llegó a estallar. La página de Facebook Tartous2day publicó un video en el que dos soldados sirios escoltan dentro de un vehículo al sospechoso y supuesto suicida sangrando por la nariz.

Se trata del primer ataque terrorista sufrido en Tartous, región mayoritariamente alauí y la única que ha permanecido ajena a los combates en una guerra que entra en su sexto año. Sin embargo, Tartous, que cuenta con una población de 100,000 habitantes, es conocida como la ciudad de los mártires, al ser la que mayor soldados ha entregado a las filas del Ejército sirio con 5.500 uniformados muertos en combate.

Otro triple atentado ha golpeado casi simultáneamente la localidad de Jeble, donde ha causado al menos 45 muertos y docenas de heridos, según la agencia nacional de noticias siria, Sana. En esta localidad costera situada a 25 kilómetros al sur de Latakia, región alauí de la que es originaria la familia El Asad, dos coches bomba estallaron simultáneamente; uno en la estación de autobuses y otro en una central eléctrica cercana. En el tercer ataque, un suicida se ha detonado con un cinturón explosivo dentro del hospital nacional. “No podemos dar cifras oficiales porque hay heridos muy críticos y varios han fallecido ya”, asegura desde el lugar del atentado Abed Al rahim, responsable de prensa de la municipalidad de Latakia. Imágenes publicadas por la página Facebook La ciudad de Jeble, muestran charcos de sangre entre restos de material médico.

El pasado mes de septiembre, un atentado con coche bomba causó 10 muertos en el centro de la ciudad de Latakia. La mayor ciudad costera del país, con 1,5 millones de habitantes, acoge también a otro millón y medio de desplazados, la mayoría llegados de Alepo. El ataque se produjo después de que el Frente de la Conquista (paraguas que engloba desde facciones rebeldes moderadas a yihadistas de Al Qaeda) se hiciera en abril de 2015 con el control de la estratégica localidad de Jisr al Shugur, al norte de Latakia, posicionándose por primera vez a las puertas del bastión costero alauí.

El presidente ruso, Vladimir Putin,  ha presentado sus condolencias a Bachar el Asad, reiterando su apoyo a Siria “en la lucha contra la amenaza terrorista”. “Esto demuestra una vez más la fragilidad de la situación en Siria. Y recuerda también una vez más la necesidad y urgencia de dar nuevos pasos en el proceso de negociación”, ha añadido en una rueda de prensa el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov.

Tras el repunte de los enfrentamientos armados en el país, y especialmente en la región de Alepo, el acuerdo sobre el alto el fuego pende de un hilo. Al Nusra, rama local de Al Qaeda, y el ISIS, han quedado excluidos de la tregua que, según el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, se mantiene en vigor en el 55% del territorio disputado entre rebeldes y tropas regulares sirias. Pocos días antes del acuerdo del alto el fuego, el ISIS golpeó con un doble atentado en la periferia de Damasco y en la norteña ciudad de Homs y causó 140 muertos y centenares de heridos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información