The Rolling Stones no quieren ser la banda sonora de Donald Trump

El grupo se suma a artistas como Adele o R.E.M, que han vetado sus temas en la campaña del republicano

Más información
El duro duelo con Clinton, último obstáculo entre Trump y la presidencia
Donald Trump, una 'caricatura' pop en imágenes
Candidato Trump
A Donald Trump le funciona atacar a Hillary Clinton por ser mujer

La banda The Rolling Stones ha pedido este miércoles al precandidato republicano estadounidense Donald Trump que no utilice la música del grupo para su campaña. Trump, cuyos rivales republicanos han tirado la toalla, ha utilizado al menos en Carmel (Indiana) el tema de la banda You can't always get what you want (No siempre consigues lo que quieres). La banda de Mick Jagger se suma así a artistas como Adele y R.E.M., que han tomado medidas similares para impedir que el magnate utilice sus canciones durante sus mítines de campaña.

"The Rolling Stones nunca autorizó a la campaña de Trump a usar sus canciones y ha pedido que deje de hacerlo de inmediato", ha dicho el portavoz de la banda en un comunicado. Un representante de la campaña del aspirante a la candidatura republicana para las presidenciales de noviembre no ha respondido a las peticiones de reacciones al comunicado de los Rollings, informa la agencia Reuters.

La canción del grupo You can't always get what you want sonó al menos cuatro veces antes del mitin de Trump el martes en la localidad de Carmel, en el estado de Indiana, en el que logró una importante victoria. En febrero, la cantante británica Adele dijo que no había dado permiso para que se usara su música en campañas políticas después de que Trump utilizara su éxito Rolling in the Deep en mitines en Iowa. Por su parte, R.E.M. criticó a Trump por usar su canción It's the end of the world as we know it (and I feel fine) en un evento el año pasado.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS