Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estados Unidos planea ampliar su presencia militar en Siria

Obama anunciará este lunes el envío de 250 efectivos militares adicionales

El presidente Barack Obama y la canciller Angela Merkel en Hannover
El presidente Barack Obama y la canciller Angela Merkel en Hannover AP

Estados Unidos planea aumentar su presencia militar en Siria con el envío de 250 efectivos adicionales, que se unirán a los 50 miembros de las fuerzas especiales desplegados desde finales de año en ese país. El anuncio formal lo hará el presidente Barack Obama este lunes en Hannover, Alemania, durante su último día de estancia en Europa, según adelantó este domingo The Wall Street Journal basándose en fuentes anónimas del Gobierno norteamericano.

Aunque la presencia militar estadounidense en Siria seguirá siendo modesta —en el vecino Irak hay desplegados unos 4.000 soldados norteamericanos que asesoran a las fuerzas locales—, el refuerzo de personal resulta significativo en vista de la conocida reticencia de Obama a enviar tropas a ese país. Y demuestra además la presión a la que se ve sometido el mandatario estadounidense para hacer más en la lucha contra el Estado Islámico (ISIS). La propia Alemania desde donde anunciará su decisión ya había dejado saber su insatisfacción por lo que considera una falta de implicación de Washington en la resolución del conflicto sirio que tantos refugiados ha llevado a Europa.

Los nuevos efectivos serán enviados en varias fases a Siria y, al igual que los 50 miembros de las fuerzas especiales ya desplegadas, no estarán implicados en combates, aunque estarán muy cerca de los mismos, según el WSJ. El refuerzo militar consistirá en integrantes de las fuerzas de operaciones especiales, así como personal médico, logístico y de inteligencia que los asistirán.

El presidente estadounidense se ha decidido a aumentar la presencia militar en Siria —donde actúa sin permiso del Gobierno de Bachar el Asad, cuya salida sigue reclamando Washington— persuadido por sus más altos asesores militares, asegura el diario neoyorquino. El Pentágono está convencido de que el incremento de fuerzas permitirá ampliar los avances contra ISIS, dijo una fuente oficial al WSJ.

Aun así, Obama dejó claro este domingo que no tiene intención de ordenar un despliegue militar masivo en Siria. En rueda de prensa con la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente desestimó la creación de una “zona segura” en territorio sirio porque, señaló, “es muy difícil ver cómo funcionaría si no estuviéramos dispuestos, básicamente, a tomar militarmente un gran pedazo de ese país”, dijo.

Para el mandatario norteamericano, la única manera de salir del conflicto sirio es hallar una solución política, motivo por el cual urgió desde Hannover a las partes en conflicto a volver a las conversaciones de paz y a respetar de nuevo el cese de hostilidades.