Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Grecia pide explicaciones al FMI tras una filtración sobre el tercer rescate

El Gobierno de Atenas cree que Washington quiere crear una cortina de humo frente al 'Brexit'

Alexis Tsipras, este viernes en el Parlamento griego.
Alexis Tsipras, este viernes en el Parlamento griego. EFE

La filtración de una teleconferencia sobre el tercer rescate griego entre el director para Europa del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la jefa de misión de la institución en Grecia ha provocado este sábado una airada respuesta por parte del Gobierno de Atenas, que ha pedido explicaciones formales a Washington. La polémica coincide con la revisión del rescate, cuya conclusión se demora desde hace semanas y en la que los acreedores han exigido últimamente medidas adicionales de austeridad por valor de 5.400 millones. La evaluación del programa se reanudará este lunes en Atenas.

En la conversación entre Poul Thomsen, responsable para Europa del Fondo, y Delia Velculescu, jefa de la misión en Atenas, el pasado 19 de marzo, salió a relucir según Wikileaks el temor de Washington a un “desastre” financiero en Grecia, así como la amenaza de abandonar el Cuarteto de acreedores con el que Atenas firmó el pasado mes de julio el rescate (86.000 millones, tres años). Thomsen y Velculescu hablaron también de la necesidad de aliviar la abultada deuda del país heleno (que supone casi el 200% del PIB) y de convencer de ello a la canciller alemana, Angela Merkel, muy reticente al respecto, pero subrayaron que la UE va a estar paralizada durante el primer semestre de este año por culpa del referéndum británico y la amenaza de Brexit. Según la filtración del audio hecha por Wikileaks, Thomsen vinculó también el alivio de la deuda a la crisis de los refugiados para presionar a la dirigente alemana.

Thomsen, además, apuntó las implicaciones que tendría para Merkel un abandono por parte del FMI del Cuarteto, ya que la canciller se vería forzada a responder a “embarazosas” cuestiones en el Bundestag, en un contexto interno marcado por las notorias disensiones con su socio bávaro y por el varapalo sufrido por su partido en las últimas elecciones regionales a consecuencia de la gestión de la crisis migratoria.

La respuesta de Atenas a la filtración ha sido tajante. “No vamos a dejar a nadie que juegue con fuego, y no vamos a dejar a Grecia y Europa desprotegidas”, ha dicho el primer ministro griego, Alexis Tsipras, que convocó en sesión de urgencia a sus principales ministros, y también se reunió con el presidente del país y el del Parlamento. Tsipras también ha contactado con los líderes de los grupos parlamentarios griegos y con el vicepresidente del Parlamento Europeo, Dimitris Papadimoulis (Syriza). El jefe del Gobierno subrayó que Grecia está cumpliendo con los compromisos adquiridos en el rescate y dejó entrever su temor a que el objetivo de la polémica sea crear una nueva crisis en Grecia. Una tormenta perfecta si se le añade la grave crisis migratoria. Este lunes está previsto que se inicien las devoluciones de "migrantes irregulares" a Turquía, tras la adopción por el Parlamento griego, este viernes, de las medidas sobre asilo que figuran en el acuerdo UE-Turquía.

La oficina de prensa del FMI reaccionó a esta tormenta política con un comunicado. “No comentamos filtraciones o supuestas informaciones de discusiones internas. Ya hemos manifestado claramente lo que creemos necesario para una solución permanente a los desafíos económicos que afronta Grecia, una solución que coloque al país en una senda de crecimiento sostenible apoyado en un paquete de reformas creíbles combinadas con un alivio de la deuda por parte de los socios europeos”.

En declaraciones institucionales, el presidente griego, Prokopis Pavlópulos, ha recogido el guante del FMI abonando la vieja pretensión griega de que el Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera (MEDE, que se incorporó como cuarta parte al tercer rescate) asuma en el futuro el papel del Fondo. El Gobierno griego contactará también con Roberto Gualteri, jefe del equipo técnico del Eurogrupo, así como con la directora gerente del FMI, la francesa Christine Lagarde. Atenas ha pedido explicaciones a Washington para saber si la creación de condiciones para la quiebra griega antes del referéndum británico es la postura oficial de la institución, ha declarado la portavoz del Gobierno, Olga Yerovasili, según la agencia oficial de noticias.