Juncker dice que la oferta a Reino Unido para evitar que deje la UE es “justa”

Bruselas defiende que Londres pueda limitar los derechos de los trabajadores extranjeros

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker (derecha) bromea con el independentista británico Nigel Farage, en Estrasburgo.VINCENT KESSLER REUTERS / REUTERS-LIVE (reuters_live)

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, asegura que la propuesta de acuerdo con el Reino Unido para evitar su salida de la Unión Europea es "justa" tanto para Londres como para los socios comunitarios. "Siempre he dicho que quiero que Reino Unido permanezca en la Unión, pero en el marco de un acuerdo justo", ha dicho este miércoles en el pleno del Parlamento Europeo en su sede de Estrasburgo. Y la propuesta que puso ayer sobre la mesa el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y que ofrece a Reino Unido un “mecanismo de alerta” para limitar los derechos y los beneficios sociales de los trabajadores inmigrantes, lo es para Bruselas.

Más información
Los entresijos del pacto UE-Londres

Reino Unido podrá activar ese mecanismo de salvaguarda si detecta un flujo de trabajadores de otros Estados "de magnitud excepcional durante un amplio periodo de tiempo". Una medida "excepcional" que tendrá una duración de cuatro años. Sólo con esa limitación temporal sería compatible con los tratados, ha recalcado Juncker. El borrador de acuerdo, que analizan ahora los 27 socios y se ultimará antes del Consejo de los próximos 18 y 19 de febrero, ofrece al primer ministro británico, el conservador David Cameron, gran parte de las concesiones que pedía para apoyar el 'sí' en el referéndum que tratará la permanencia de Reino Unido en una cada vez más debilitada UE. Una de ellas --ese mecanismo de alerta-- controvertida y fundamental ya que limita el derecho de libre circulación, principio clave del proyecto europeo.

Londres asegura que su decisión de 2004, tras una de las mayores ampliaciones de la Unión, de aceptar sin transición a los nuevos ciudadanos comunitarios atrajo allí muchos trabajadores.  "Permitiremos a Reino Unido emplear este mecanismo de salvaguarda para hacer frente a las consecuencias de esa decisión", ha dicho el presidente de la Comisión en el peno de la Eurocámara.

La oferta, ha defendido Juncker, plantea "mecanismos hechos a medida" que "permitan restringir esa excesiva cantidad de trabajadores que se beneficien de forma abusiva a su sistema". El jefe del Ejecutivo comunitario ha justificado así la suspensión de determinadas bonificaciones ligadas al empleo en Reino Unido, como ayudas a la vivienda y créditos fiscales.

Juncker ha defendido una Europa a la carta. Es "legítimo", ha dicho, que la propuesta incluya un mecanismo para proteger los intereses de los países, que como el Reino Unido, no pertenecen a la moneda única, a la vez que se mantiene la posibilidad de tener "más Europa" para aquellos que lo deseen. Bruselas, ha dicho Juncker, desea conservar la integridad del mercado único, pero también considera "legítimo" que los socios que no pertenecen a la eurozona tengan una responsabilidad financiera diferente.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

En el pleno de Estrasburgo, Manfred Weber, líder del grupo del Partido Popular Europeo en la Eurocámara, ha apoyado la propuesta comunitaria a Cameron. "Es una base sólida" para evitar el 'Brexit'. "El grupo del PPE quiere un acuerdo, quiere que Reino Unido se decida por Europa", para ello "ambas partes deben ceder", ha dicho.

Para Guy Verhofstadt, presidente de la Alianza de Demócratas y Liberales para Europa, ha alertado sin embargo sobre la aplicación "exagerada" de ese freno de urgencia. Un mecanismo que puede abrir la puerta a otras limitaciones de derechos. Verhofstadt considera que en lugar de contemplar ese freno de emergencia, algo que puede "destruir el proyecto de unión política", debería darse a Reino Unido la posibilidad de una exclusión, como tienen en diversas competencias como Schengen o el euro. "Una Unión cada vez más unida no es siempre una Union cada vez más unida", ha incidido.

El diputado conservador británico Syed Kamall ha afirmado que la propuesta de Tusk es "un buen punto de partida". "Los que quieren crear estos Estados Unidos de Europa tendrán que venir a Reino Unido ara ver si convencen. Son los ciudadanos británicos los que tendrá la palabra", ha dicho.

Sobre la firma

María R. Sahuquillo

Corresponsal en Moscú, desde donde cubre Rusia, Ucrania, Bielorrusia y el resto del espacio post-soviético. Antes, fue enviada especial para grandes coberturas y se ocupó de los países de Europa Central y Oriental. Ha desarrollado casi toda su carrera en EL PAÍS y además de temas internacionales está especializada en asuntos de igualdad y sanidad.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS